Ayuso reclama al Gobierno que elabore un plan para afrontar un posible gran apagón: "No es una idea descabellada"

  • La Comunidad tiene competencias en materia de protección civil y al Estado le corresponden otros aspectos relacionados.
Instalación de protecciones en una torre eléctrica
Imagen de archivo de dos trabajadores en un tendido eléctrico.
20M

La Comunidad de Madrid ha reclamado este miércoles al Gobierno central que se ponga a trabajar en un plan de emergencia para afrontar un hipotético desabastecimiento de productos esenciales o gran apagón de suministros energéticos, como ya han hecho países como Alemania, Austria, o Suiza. "La posibilidad de un gran apagón no es una idea descabellada", ha asegurado el consejero Enrique López, responsable de Presidencia, Interior y Justicia, que ha sido el encargado de presentar el informe al Consejo de Gobierno. 

El Gobierno autonómico ya ha comenzado a trabajar en planes de respuestas a eventualidades de este tipo, ha asegurado López. El Plan Territorial de Protección Civil (Platercam) ya contempla cómo deben actuar diferentes organismos autonómicos ante una emergencia en la región, pero lo que se va a hacer ahora es dotar al plan de mayor operatividad contemplando la actuación ante los riesgos antecitados. Está en la agenda de la Comunidad, incluso, el trabajo conjunto con empresas de agua, luz, gas y teléfono. 

"Lo que queremos con esto no es alarmar a la población, sino únicamente tener establecidas las bases para el supuesto de hecho que se diera estas contingencias", ha apuntado el consejero madrileño. López ha insistido en la necesidad de "adelantarse a los acontecimientos" y que los planes de protección civil contemplen apartados específicos para faltas de suministro energético o de productos. "No tenemos datos objetivos que indiquen que se va a producir una emergencia en un futuro inmediato, pero la posibilidad existe y así lo han determinado países de la importancia y la seriedad de Suiza, Austria y Alemania", ha subrayado, haciendo un llamamiento a seguir estos ejemplos internacionales.

La Comunidad, en esencia, pide que el conjunto del Estado esté "preparado para cualquier circunstancia" y esperar que estas "nunca se produzcan". Así, Madrid pide un protocolo que defina las infraestructuras críticas y esenciales prioritarias en su abastecimiento, como hospitales, supermercados, comisarías o parques de bomberos y que se adopten "sistemas alternativos o complementarios para la continuidad del servicio" en caso de emergencia. Para este extremo, es básico contar con mecanismos de coordinación con las empresas energéticas y de suministros básicos.

La Comunidad también está a favor de redactar un catálogo de medios y recursos a activar en caso de ser necesario, e implementar sistemas alternativos de aporte energético. También se debe contemplar la situación de albergues o instalaciones para la atención de desplazados en riesgo y una pauta de recomendaciones a la población de cara a afrontar la falta de suministros.

Las comunidades autónomas tienen competencias en materia de protección civil pero hay otras cuestiones derivadas de este ámbito que recaen en el Gobierno central. Al respecto, desde el Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso se recuerda que la seguridad energética, regulada expresamente en la Ley de Seguridad Nacional, recoge que la gestión de la crisis se desarrollará a través de instrumentos de prevención, respuesta, retorno a la normalidad y evaluación, dando participación a las comunidades autónomas que puedan resultar afectadas. "En este contexto legal, corresponde al Gobierno central activar los mecanismos de previsión, anticipación y actuación necesarios", explican desde la Puerta del Sol 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento