Las claves del juego a dos bandas de Almeida con los carmenistas y Vox: de Madrid Central a los Presupuestos

  • El alcalde ha prorrogado 48 horas la presentación de enmiendas para que el Grupo Mixto se replantee el veto. Sin embargo, finalmente, le servirá a Almeida para ganar tiempo y convencer a Vox de que apoyen las Cuentas.
El alcalde José Luis Martínez-Almeida, en el atril.
El alcalde José Luis Martínez-Almeida, en el atril.
EP

Todo empezó en septiembre. Los cuatro concejales escindidos de Más Madrid se jugaban formar un nuevo grupo. Toda la oposición ponía en duda la legalidad de los llamados carmenistas. Sobre todo, Más Madrid por ser quien perdía cuatro votos, y Vox, dado que veía peligrar su trascendencia en la negociación de la ordenanza de Movilidad, la norma que acabó por sustituir Madrid Central... y bloquear el Presupuesto del próximo año.

Los carmenistas logran formar el Grupo Mixto en un pleno de urgencia

El 1 de septiembre, los díscolos de Más Madrid garantizaron su apoyo a la ordenanza de Almeida si Maestre les permitía votar en el Pleno. Entonces formaban parte de Más Madrid. "Asumimos aquello que se pudo tramitar mal en Madrid Central y nos parece imprescindible que Madrid cuente con una Ordenanza de Movilidad". Y es que el 15 de septiembre la capital se quedaría sin zona de bajas emisiones por orden judicial.

Pocos días más tarde, el juez permitió a los 'carmenistas' formar grupo mixto, por lo que podían votar la ordenanza del Madrid Central de Almeida. Fue el 6 de septiembre cuando el juzgado de lo Contencioso-Administrativo levantó las medidas cautelares que impedían la creación de un grupo mixto con los ediles escindidos de Más Madrid.

Al día siguiente, Almeida convocó un pleno extraordinario para validarles como grupo. La oposición criticó que no había justificación para esta urgencia y que todo se debía a que Almeida necesitaba sus cuatro votos para sacar adelante la ordenanza de Movilidad. Pero el presidente de la sala, Borja Fanjul, declaró la urgencia "por mayoría". Para el PP el pleno estaba justificado porque este grupo llevaba meses luchando por ser autónomos. El grupo se creó el 7 de septiembre, no obstante su caso sigue en los tribunales. Más Madrid y Vox anunciaron que pelearían su nulidad.

Almeida abre una brecha con Vox a cambio de aprobar su Madrid Central

Al alcalde se le acababa el tiempo. El 15 decaería Madrid Central y a una semana de esa fecha continuaba con el 'no' rotundo de Vox a una ordenanza "sin informe económico". El que había sido siempre su socio preferente le marcaba una línea roja que situaba al alcalde entre la espada y la pared. En ese escenario de incertidumbre, Almeida ya tenía la alternativa: el recién creado Grupo Mixto. Los cuatro votos que necesitaba para sacar adelante su ordenanza Madrid 360.

De ahí que Almeida abriera una brecha con Vox a cambio de aprobar su Madrid Central. El portavoz municipal Javier Ortega Smith calificó de "traición" la validez del grupo mixto y el incumplimiento del alcalde en su acuerdo de investidura con Vox en el que se comprometía a revertir Madrid Central. Ese día el dirigente de Vox abrió un cisma público con Almeida que nunca ha llegado a cerrar.

No obstante, Ortega Smith lo negó en un inicio. Preguntado por si la aprobación de la ordenanza de movilidad con el apoyo de los carmenistas pasaría factura en la negociación de los presupuestos, el portavoz aseguró que Vox es un partido de "personas serias, que actúan con honradez política, y que jamás utilizarán la política ni para el chantaje ni la amenaza". Es más, el 23 de noviembre, la concejala de Vox Arantxa Cabello admitió a 20minutos que la relación entre los socios de investidura estaba tensa, pero aseguró que ellos seguirían trabajando en el mismo marco de compromisos: "Somos leales, no nos dejamos llevar por una rabieta". 

También el Gobierno de PP y Cs confirmaban que su socio "natural es Vox" y que sería con ellos con quien se sentarían "para convencerlos de que son los Presupuestos que la ciudad necesita. Ellos tendrán que fijar su posición", advertían.

"Antes que ir contra nuestros principios prorrogaríamos el Presupuesto"

La delegada de Hacienda fue la primera que abrió la puerta a una posible prórroga de sus Presupuestos en su entrevista con 20minutos del pasado 18 de noviembre.  "Antes que ir contra nuestros principios prorrogaríamos el Presupuesto", sostuvo Engracia Hidalgo a la pregunta de si prefería pactar con la izquierda que prorrogar los presupuestos negociados con Vox. Hidalgo había aprobado sus Presupuestos en la Junta dos días antes de la entrevista.

Llamadas 'perdidas' a Ortega Smith

La estrategia del PP durante este tiempo ha sido clara: agotar la vía Vox. Desde el día en que el alcalde sacó adelante su ordenanza de movilidad ha tratado de volver a estrechar lazos con Ortega Smith. El último mes y medio se lo ha pasado haciendo llamadas a Ortega Smith en público para que se siente a negociar, lo que ha sido muy criticado por los grupos de la oposición al considerarlo una "súplica".

"Que le vaya bonito"

El pasado 30 de noviembre, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid continuaba en su negativa a sentarse con el PP a negociar los Presupuestos de 2022. Por una razón, y es que el anteproyecto de 2022 incluye partidas destinadas a la nueva ordenanza de movilidad que sustituyó a Madrid Central en septiembre. Lo que en ojos de Vox, "va a condicionar la vida, la economía y la libertad de los madrileños". "Pues que le vaya bonito porque con nosotros no cuente", dijo Ortega Smith al alcalde Almeida. Este por su parte le instó a "asumir las consecuencias" y tachó de irresponsable al líder municipal de Vox.

Almeida presiona a Vox con las subvenciones que perdería Madrid

Hace dos semanas, el equipo de Almeida seguía sin noticias de Vox. La portavoz municipal "no" daba aún por prorrogados los Presupuestos, pero reconocía que su equipo estaba "preocupado". Ese mismo día emprendieron una nueva vía de presión a Vox, sacando a relucir lo que supondría para los madrileños una prórroga de Presupuestos. "Si el Ayuntamiento de Madrid prorroga los Presupuestos actuales para el próximo año renunciará a las subvenciones europeas para ejecutar hasta 55 proyectos que ha presentado y que se ha comprometido a ejecutar", explicó la delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo. Si Almeida prorrogase los Presupuestos, además de renunciar a los fondos de la UE, Madrid se quedaría sin Pedro Bosch, ni BiciMad ni subvenciones  Cáritas, según explicó la delegada de Hacienda.

Los carmenistas están dispuestos a hablar de bajada de impuestos

Mientras el alcalde insistía en todas las consecuencias que conllevaría una prórroga de Presupuestos, con el fin de hacer recapacitar a Vox, había quien se preguntaba ¿por qué no aceptan ellos llamar a la oposición, como ya hicieron con la ordenanza de movilidad? La respuesta de la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, fue la siguiente: "¿Usted ha visto alguna bajar los impuestos a algún grupo de la izquierda de este Ayuntamiento? Yo no lo he visto y, por tanto, es muy difícil, que esa línea roja para este equipo de Gobierno, bajar los impuestos, vaya a estar apoyada por concejales que se declaran de izquierdas". En este contexto, el concejal de Recupera Madrid, José Manuel Calvo confirmó a 20minutos que si Almeida les llamase, estarían "dispuestos a sentarnos a hablar de bajada de impuestos".

Almeida desacredita a Vox: "Que nadie se equivoque, pinta muy poco"

El jueves pasado, el alcalde abandonó este jueves su tono de amabilidad, optando por desacreditar a su socio de investidura. El alcalde defendió que si Isabel Díaz Ayuso había logrado aprobar sus Cuentas con Rocío Monasterio es porque "Vox pinta muy poco" en la Comunidad. También denunció la volatilidad de Vox en el Ayuntamiento: "El primer año se abstuvo, el segundo votó a favor y este año van a votar en contra, según ellos. ¿Alguien lo entiende?". Por último, Almeida contraatacó a Ortega Smith: "Si no salen los Presupuestos es porque Vox votará con la izquierda". No obstante, volvió a pedirle que se sentase a negociar.

Almeida se resigna a la prórroga tras la amenaza de veto del Grupo Mixto

Este lunes los carmenistas, la formación que se había vendido a Almeida como la alternativa a Vox para apoyar los Presupuestos municipales se planteó seriamente vetar por completo el proyecto de Hacienda para 2022. De ahí que el alcalde se resignara por la mañana a una prórroga. "Parece muy difícil que estos presupuestos se puedan aprobar, aboca a la prórroga".

Juego de llamadas que devuelve a Almeida casi a la casilla de inicio

El alcalde que decía por la mañana no temer las amenazas de los carmenistas, cambió de opinión esa misma tarde. La delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo, descolgó el teléfono para marcar el número de la portavoz del Grupo Mixto. Le anunció que le ofrecían una prórroga de dos días para negociar. Esta mañana Marta Higueras ha celebrado el giro de guion. "Estamos muy satisfechos porque, por fin, el Gobierno se abre a negociar los Presupuestos con Recupera Madrid, dejando fuera a Vox".

Sin embargo, en pocas horas la historia tomaba un nuevo rumbo. Tras conocer la llamada del alcalde a los carmenistas Ortega Smith accedía a sentarse a negociar los Presupuestos. El portavoz Javier Ortega Smith ha enviado un correo electrónico al alcalde en el que le cita el jueves para negociar las Cuentas del 2022, según confirma su propio partido. De acuerdo a estas mismas fuentes, la decisión de Vox viene después de enterarse de que el alcalde había llamado la tarde anterior al Grupo Mixto para abrir una vía de negociación.

Posibles escenarios

A partir de ahora la batalla presupuestaria se juega a varias bandas. Por lo vivido hoy, y en los últimos meses, el alcalde parece haber apostado por la carta de Vox. Será la vicealcaldesa la que tendrá que decidir si abstenerse de negociar con otros grupos en estas 48 horas o continuar con esta vía que también abrió durante el lunes.

De aquí al jueves puede volver a haber un nuevo giro, sin embargo, lo que está claro es que Almeida podría ganar un aliado o dos enemigos. Si no se sienta hasta el jueves, los carmenistas presentarán una enmienda a la totalidad, lo que no le afectaría a Almeida, en caso de que Ortega Smith acceda a apoyar sus Presupuestos. Pero, ¿y si Vox únicamente quisiera hablar con el PP para arrebatarle el argumento de que no quieren ni sentarse a negociar y después negarse a seguir negociando?

En ese caso, el alcalde tendría que volver a acudir al Grupo Mixto o a otras fuerzas como el PSOE que, a diferencia de Más Madrid, no ha vetado las Cuentas. Lo que no se asegura el alcalde apostando por su socio de investidura es que este finalmente esté dispuesto a pactar. Podría ser tarde para que el alcalde se volviera ganar la confianza del Grupo Mixto, o para negociar unos presupuestos con las otras fuerzas políticas de izquierdas. Porque, tal y como ha defendido este martes, "las ordenanzas fiscales y las rebajas de impuestos son intocables y son una línea roja de negociación en el proyecto de este equipo de Gobierno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento