La restauración consigue mantener las comidas navideñas de grupos pequeños, pero reduce sus ingresos

Fiscalía vasca avala el uso del pasaporte covid para toda la hostelería, estadios, gimnasios, hospitales y residencias
La restauración retiene las comidas navideñas en grupo, pero reduce su caja
Endika Portillo

Los bares y restaurantes españoles han conseguido por el momento retener las comidas y cenas de grupos pequeños durante la campaña navideña, a pesar del nubarrón por el incremento de contagios de covid, si bien la caja de la hostelería será aún un 15 % inferior a la de 2019, último año comparable.

Si al inicio de mes la patronal Hostelería de España calculaba que la facturación en la Navidad de 2021 estaría entre un 10 y un 15 % por debajo de la de 2019, a día de hoy, con las cancelaciones de comidas de grandes empresas, apuntan a su previsión más pesimista, esto es, la caída del 15 %.

Desde la patronal de hostelería aseguran que no se están registrando cancelaciones de reservas de grupos de amigos, familiares o de pequeñas empresas, a diferencia de lo ocurrido con algunas grandes compañías que han decidido cancelar encuentros masivos con sus empleados por precaución.

Estas tendencias se avalan igualmente en estudios de consumo como el realizado por la plataforma de reservas en internet 'The Fork' cuyo último informe de Planes Gastronómicos arroja un titular claro: el 72 % de los encuestados va salir a comer o a cenar en restaurantes estas fiestas con amigos o sus familiares.

"Aunque la incertidumbre reina en el sector por el aumento de casos covid-19 y la posible vuelta a las restricciones, los comensales siguen apostando por la gastronomía de cara a estas fiestas", han precisado desde este portal.

Así, en esta plataforma se prevé -con todas las cautelas por la evolución de la pandemia- que la ocupación alcance el 70 % en la recta final del año.

Cierta tendencia a la cautela a la hora de acotar los encuentros

A pesar de las precauciones de los comensales ante el aumento de casos, de momento las cancelaciones registradas por la plataforma no han experimentado un crecimiento significativo, tan sólo un 3 % en comparación con 2019.

Del estudio se desprende que hay cierta tendencia a la cautela a la hora de acotar los encuentros, puesto que el 55 % de los clientes afirma que en sus celebraciones serán grupos de máximo 10 personas y el 42 % contesta que prefiere mantener grupos reducidos por precaución.

Son encuentros muy pensados como refleja el dato de la anticipación, dos semanas antes de media frente a las ocho horas habituales, según The Fork.

Además, no se tratará de encuentros puntuales puesto que más de la mitad de los encuestados, el 55 %, tiene previsto celebrar entre una y tres comidas de grupo. Hay quienes tienen una agenda gastronómica más apretada, pues un 13 % asegura que acudirá, al menos, a cinco citas de este tipo.

En cuanto a la compañía, ocho de cada diez apunta que celebrará estos encuentros con amigos, el 78 % con familiares y sólo la mitad, el 49 %, con compañeros de trabajo.

Y es que en este momento muchas cenas de empresa siguen en el aire, hasta el punto de que hay un 30 % que asegura que este año no acudirá a este evento que se había convertido antes del estallido de la pandemia en toda una tradición en la mayoría de las compañías.

En cuanto a la comida, el 37 % de los comensales se decanta por un menú cerrado de grupo y el 67 % de los españoles le destina un presupuesto medio de entre 25 y 50 euros.

En este caso, sólo el 29 % señala que cuenta con un presupuesto superior al del pasado año para este tipo de encuentros.

Se alcanzó un 93% de recuperación

Según la responsable de Restauración & Foodservice Business Director de la consultora Kantar, división WorldPlanel, Cristina García, el consumo fuera del hogar había alcanzado en noviembre un 93 % de recuperación respecto a los datos de 2019, si bien hasta 2022 no se alcanzará la recuperación.

García prevé que las Navidades serán un momento clave en hostelería, que está "haciendo todo lo posible para unas celebraciones seguras", pero de una manera diferente al tiempo previo a la pandemia, con momentos de consumo que repuntan y ocasiones como el "after work", que antes era muy potentes "al que le cuesta más recuperarse".

La hostelería no es la única afectada

El repunte de la actividad hostelera estas fiestas también se deja notar en los eslabones previos en la cadena de alimentación. Por ejemplo, en las compañías que sirven a las empresas de restauración se aprecia una "vuelta a la normalidad" en la comercialización con respecto al año anterior a la pandemia.

Después de este episodio, lo que sí están notando los proveedores de la hostelería es más demanda de productos muy especializados y un fuerte impulso de los productos de cuarta o quinta gama que facilitan las elaboraciones en cocina.

Todo está preparado en la restauración, por tanto, para recibir a unos comensales que tienen ganas de celebrar la Navidad si la covid-19 lo permite, tras un año con muchas incertidumbres, eso sí, con cierta prudencia y en grupos más reducidos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento