Oír voces, volverse "lento", irritabilidad... Los efectos nocivos de la marihuana en la salud

Los efectos nocivos de la marihuana en la salud.
Los efectos nocivos de la marihuana en la salud.
Carlos G. Kindelan

La marihuana es una de las drogas que está socialmente más aceptada, junto con el alcohol y el tabaco. Más todavía en España, que en los últimos años se ha convertido en el epicentro del cannabis en Europa. El 70% de la producción se exportamos al resto del continente, pero también somos un país muy consumidor. El 14,6% de los hombres y el 6,3% de las mujeres fumaron marihuana en los últimos 12 meses; mientras que el 46,3% de los hombres y el 28,7% de las mujeres lo han probado alguna vez en la vida, según datos del Ministerio de Sanidad. 

Los ‘fans’ del cannabis defienden su consumo recreativo con diversos argumentos: que es “natural”, que es mejor que otras drogas “duras”... Pero, ¿Existe un conocimiento real de qué consecuencias puede acarrear su consumo? 20 Minutos se ha entrevistado con la Dra. Lara Grau López, Coordinadora de la Sección de Adicciones del Servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, para conocer cómo afecta a la salud de las personas.

Consecuencias físicas

Antes de pasar al plano de la salud mental, sabe recordar que la marihuana también es perjudicial a nivel de salud física. Fumarla está relacionado con una mayor prevalencia de cáncer de pulmón, al igual que el tabaco. Y sí, este riesgo existe tanto si se mezcla el cannabis con tabaco, como si se fuma sola, e independientemente de que contenga más o menos THC.

El THC es la abreviatura de tetrahidrocannabinol, y es la sustancia responsable de los efectos psicoactivos del cannabis -es decir, lo que “coloca”-. No todas las plantas de marihuana tienen el mismo porcentaje de THC.

Problemas de salud mental

En cuanto a la salud mental, la doctora Grau explica que, al consumir marihuana regularmente -ya sea fumándola, ingiriéndola o infusionándola-, las personas pueden tener más o menos síntomas psiquiátricos dependiendo de la cantidad de THC que contenga la planta.

Estos síntomas psiquiátricos varían según la vulnerabilidad de cada uno. Puede ser que se sientan “más observados, o que les persiguen”. También podemos notar que estas personas se encuentran más irritables, que se sienten atacadas fácilmente o que perciben el entorno de una forma más negativa. A parte de esto, los consumidores regulares de cannabis pueden incluso llegar a tener alteraciones sensoperceptivas, como alucinaciones auditivas.

Consumir marihuana de forma crónica también puede producir el llamado síndrome apato-abúlico, que se caracteriza por un sentimiento de apatía y desinterés por lo que nos rodea, y falta de iniciativa. 

Además, la doctora señala que los consumidores habituales de esta droga se quedan “más bloqueadas a nivel cognitivo”. Es decir, que se vuelven “lentos”: “Hay un enlentecimiento psicomotor. Tienen una percepción del tiempo más lenta y piensan más lentamente”.

En otros casos, los usuarios de marihuana también pueden llegar a tener crisis de angustia, con palpitaciones, taquicardia y sensación de ahogo.

Los jóvenes, aún más vulnerables

Se estima que el cerebro de una persona no está formado hasta los 25 años. Si iniciamos el consumo de sustancias -sea marihuana o cualquier otra- antes de esta edad, seremos todavía más vulnerables a su efecto tóxico.

“Se ha descrito que, cuanto más joven empiezas a consumir una sustancia, mayor probabilidad tienes de desarrollar una adicción a lo largo de la vida. También tienes más números para tener patologías psiquiátricas asociadas, como trastornos depresivos o trastornos psicóticos. De hecho, en el caso del cannabis, diversos artículos señalan que puede precipitar el desarrollo de una esquizofrenia, y cuanto más joven lo consumas, este riesgo es mayor”.

Más pacientes en los hospitales

El ‘boom’ de la marihuana en España se dio hace unos cinco años, cuando se generalizaron las plantaciones interiores -’indoor’- y comenzaron a llegar en masa mafias extranjeras, atraídas por ciertas condiciones que hacen de este país un buen lugar para hacer negocio con esta droga.

Se da el caso de que, precisamente, en estos últimos cinco años también ha habido un aumento de la demanda de tratamiento por consumo de cannabis en el servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d’Hebron. “Antes eran el 5% de la muestra, y ahora es un 15% aproximadamente”, detalla la doctora Grau. “No suelen demandar tratamiento para dejar de fumar, pero sí por síntomas asociados”, añade.

Asimismo, la experta explica que durante el confinamiento también se notó un aumento del consumo de marihuana -a pesar de haber subido ligeramente su precio-, así como de alcohol. “Por eso, prevemos que a lo largo del 2022 puede haber un nuevo incremento de la demanda por problemas derivados del consumo del cannabis y otras sustancias”, vaticina. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento