La Fiscalía pide el archivo de las denuncias por los "sabotajes" al Zendal por falta de autor conocido

  • Las investigaciones policiales comenzaron a raíz de una denuncia interpuesta por la Comunidad, el pasado febrero.
Imagen del hospital Zendal, tomada en febrero de 2021.
Imagen del hospital Zendal, tomada en febrero de 2021.
Jorge Paris

La Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido este martes el sobreseimiento provisional de la causa abierta por los actos de sabotaje que se detectaron en el hospital Enfermera Isabel Zendal el pasado mes de febrero. El ministerio público solicita el archivo debido "a la falta de pruebas sobre la autoría de los hechos investigados".

Esta causa comenzó hace meses, cuando en el complejo sanitario de Valdebebas se detectaron varios daños que podrían ser intencionados. La mayoría de las incidencias que detectó la Consejería de Sanidad tenían que ver con el mantenimiento del centro e iban, según se informó, desde sistemas de ventilación desconectados hasta tuberías atrancadas pasando roturas de puertas, interruptores partidos y cables seccionados. 

Las investigaciones policiales comenzaron a raíz de una denuncia interpuesta por los responsables de la gestión del hospital, que recientemente ha cumplido un año en funcionamiento

Un celador declaró como investigado

También se denunció la desaparición de utensilios médicos, e incluso la activación manual de la alarma de incendios hasta ocho veces en un lapso de tiempo de 15 minutos durante la madrugada del 24 de diciembre de 2020. El aviso sonoro se activó acompañado de una locución de voz que instaba a la evacuación del edificio y que, según la Fiscalía, causó "gran temor y desasosiego" entre el personal sanitario y los 65 pacientes que en ese momento estaban ingresados. 

Los informes técnicos de la empresa instaladora del sistema de detección de incendios descartaron el fallo en el sistema de alarma y el instructor llegó a citar en calidad de investigado a un celador. Su participación en los hechos se acabó descartando. 

Por un lado, porque no consta la identidad de nadie que hubiera sido testigo de los hechos cuando se produjeron. Tampoco hay grabaciones en la zona en la que está la alarma, por lo que no se puede dirigir la acusación contra una persona en concreto. Además, recuerda el ministerio público, la puerta de celadores estaba cerrada sin llaves y esa madrugada había más personas, además del investigado, trabajando en el hospital. "Cualquiera de ellos pudo cometer los hechos", se concluyó

De ahí que pida el sobreseimiento provisional de la causa al titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, que es el que ha estado instruyendo la causa en los últimos meses. Es el juez el que tendrá que tomar la decisión final sobre el futuro inmediato de la causa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento