El temporal deja peligrosas crecidas de ríos, un desaparecido, desalojos y desprendimientos en varias provincias

Inundación en Navarra.
Inundación en Navarra.
ATLAS
Inundación en Navarra.
Atlas

El temporal de lluvias asociado a la borrasca Barra continúa azotando el norte de España. Este sábado, Navarra sufre desbordamientos de ríos e inundaciones que han obligado al desalojo de personas en localidades del curso bajo del río Arga, con cortes de carreteras que afectan a la red principal.

El Gobierno de Navarra ha aconsejado reducir al mínimo la movilidad y no hacer desplazamientos por carretera salvo en casos de extrema necesidad.

Las lluvias registradas, que han superado en muchos casos registros históricos, han provocado avenidas en los ríos que, tras causar inundaciones que han afectado a las localidades de la mitad norte, han causado desbordamientos en el curso bajo del Arga y que mantienen en alerta a las poblaciones ribereñas del río Ebro, donde ya se registran inundaciones en Tudela en la zona del paseo del Prado.

Se espera que el pico de su avenida llegue a Castejón sobre las 22 horas de este sábado con un caudal de 2.900 metros cúbicos por segundo, y a Tudela en torno a la 1.30 de la madrugada del domingo con un caudal de 2.880 m3/s, ha informado el Gobierno de Navarra.

La mota de Falces, cuya estabilidad preocupaba, ha aguantado la avenida tras ser reforzada con ayuda de voluntarios, y resiste también la mota de Castejón. A pesar de ello se han registrado inundaciones que han aconsejado el desalojo de personas en la barriada de Falces más próxima al río, así como en viviendas aisladas de Peralta y Funes, y existen dificultades para circular por las carreteras de la zona.

El Gobierno de Navarra mantiene activado el nivel 2 de alerta por inundaciones. El vicepresidente Remírez ha pedido a la ciudadanía que evite los desplazamientos innecesarios para evitar los riesgos derivados de los encharcamientos e inundaciones en las carreteras. En la red principal está cortada la N-121-A (Pamplona-Behobia) al encontrarse cerrados los túneles de Belate y Almandoz, y también están cortadas la N-113 (Pamplona-Madrid) en el pk.75, la entrada y salida a Arruazu desde la Autovía de la Barranca (A-10), y se da paso alternativo en la N-135 (Pamplona-Francia por Alduides) por un desprendimiento en el pk. 24,5.

En la secundaria, en estos momentos están cerradas al tráfico por inundación o desprendimientos las carreteras NA-7451 (Murieta-Oco); NA-7455 (Abaigar); NA-7137 (Galdeano); NA-30 (Acceso Landaben); NA-718 (Estella-Olazagutia) puerto de Urbasa; NA-1300 (Irurtzun-Límite Guipúzcoa); NA-2410 (Barranca), NA -7010 (Astrain-Irurtzun), NA-7561 (Albiasu), NA-7520 (Arbizu-Lizarragabengoa), NA-6140 (Tafalla-Miranda de Arga), NA-6120, (Lerín-Berbinzana), NA-601 (Campanas-Lerín), NA-132 (Tafalla-Estella-Sangüesa), NA-6100 (Carrascal-Marcilla), NA-5330 (Pitillas-Santacara-Mélida), NA-115 (Tafalla-Peralta-Rincón de Soto), NA-6210 (enlace NA-115-Falces-NA-122), NA-128 (Peralta-Carcastillo-Lte. Zaragoza), NA-6630 (Peralta-Funes-Marcilla), NA-122 (Estella-Cárcar); NA-1210 (Ventas de Arraitz-Endarlatsa); NA-8713 (Acceso a Milagro) y NA-170 (A-15- Doneztebe/Santesteban).

Un desaparecido en Elizondo

Como consecuencia del temporal, un vecino de Elizondo, de 61 años, desapareció ayer viernes cuando salió de su casa rumbo a su trabajo en una empresa de Lesaka, sin que llegara a su destino. Su vehículo ha sido hallado este sábado en el río Baztán, aunque se sigue buscando al hombre.

Tres patrullas de la Policía Foral ya recorrieron a lo largo de este viernes carreteras secundarias, caminos y pistas, ya que la carretera principal estaba cortada, y se piensa que el desaparecido pudo haber optado por una ruta alternativa, han explicado fuentes del Gobierno de Navarra, mientras que a primeras horas de este sábado se ha puesto en marcha un dispositivo de búsqueda que ha acabado con la localización de la furgoneta del hombre en el río Baztán. Los bomberos, sin embargo, continúan buscando al desaparecido.

Incidencias y desprendimientos en Logroño

En Logroño, la crecida del río Ebro a su paso por la provincia ha registrado incidencias y desprendimientos en el barrio de 'El Cortijo', tal y como ha informado el Ayuntamiento, que ha alertado también de desprendimientos por la lluvia en el camino de La Plana, junto al monte del Rincón.

Los técnicos que han trabajado en el lugar han pedido a los vecinos "precaución en la zona y en las cercanías del río Ebro".

También en la misma zona han destacado las incidencias producidas en el Camino de la Noria y en la Vía Verde.

Finalmente, desde el Ayuntamiento también han agradecido "la colaboración vecinal para seguir junto a los dispositivos municipales la crecida del río Ebro".

Aragón, otra víctima de la borrasca

La Unidad Militar de Emergencias ha desplegado a lo largo de este sábado 292 militares, 102 vehículos y 1 helicóptero para hacer frente a la crecida del Ebro que está provocando inundaciones en Aragón, según ha informado la UME. Hasta el momento, las zonas iniciales del despliegue son las localidades de Novillas, Luceni, Alcalá de Ebro, Cabañas de Ebro, donde han realizado tareas de reconocimiento, vigilancia, contención y refuerzo de motas.

La localidad de Novillas tenía en la mañana de este sábado unas 800 hectáreas de campos inundados, y los animales de varias granjas han tenido que ser desalojados, ya que el río lleva aumentando su caudal hace una semana. La UME también ha reforzado la mota de protección en esta localidad, que ha sido el primer municipio de la provincia afectado por la crecida extraordinaria del Ebro.

El alcalde de Novillas, Abel Ulises Vera, ha señalado que los militares han llegado a la población en torno a las 06.00 horas, después de que la Delegación del Gobierno en Aragón activara, a requerimiento del Gobierno autonómico, a dos centenares de efectivos ante la situación de emergencia producida por las lluvias y el riesgo de que se desborde el cauce.

"Lo prioritario es que la mota se salve y no llegue a la población", ha subrayado el edil, indicando que tras estos trabajos, la UME realizarán labores "en las zonas bajas del pueblo estableciendo sistemas de contención en el caso de que la mota no aguantase para que las afecciones a los vecinos sean mínimas".

La punta de la crecida "se está retrasando un poco", ha contado el alcalde de Novillas, porque está previsto que el pico de la avenida llegue a Castejón a las 16.00 horas de este sábado -a las 10.00 horas, el caudal es de 2.244 m3/s- y 12 horas después a Novillas, pero "probablemente será un poco más tarde".

Diques de contención en Zaragoza

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza también está realizando labores preventivas como la colocación de diques de contención en las zonas inundables del barrio rural de Movera, así como el acopio de tierra necesario para evitar daños por la crecida extraordinaria del río Ebro.

El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, ha visitado este sábado, 11 de diciembre, los trabajos de cerramiento de pasos bajo la Z-40, que impedirán que el agua llegue a las viviendas. Asimismo, se ha desplazado, junto con la alcaldesa de Movera, a Torreo Urzaiz, un enclave que ha sido desalojado para garantizar la seguridad de sus habitantes. Hasta el momento solo se ha evacuado la residencia del barrio rural de Monzalbarba en Zaragoza con 30 usuarios, y la urbanización de Torre Urzaiz, también en la capital aragonesa.

Azcón ha subrayado la importancia de trabajar con antelación y previsión ante estas situaciones: "Se está trabajando en todos los aquellos sitios que sabemos que puede pasar algo" ya que "los servicios municipales tienen documentación de lo que ha pasado en riadas anteriores" y se está previniendo dos días antes de que llegue la riada a Zaragoza.

Según los últimos datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), los valores más altos del caudal, de 2.000 a 2.500 metros cúbicos por segundo, se alcancen durante la tarde del martes, 14 de diciembre, y primeras horas del miércoles día 15.

En este sentido, el edil ha destacado que "lo más importante" es el desalojo de las casas que se puedan ver afectadas por el agua, para poder buscarles ubicaciones alternativas cuanto antes. "Lo primero son las personas pero nos preocupamos de que haya los menos daños materiales posibles".

Por otro lado, Azcón ha contado que en la ciudad se van a colocar vallas en algunas zonas para que la gente que se acerque "por curiosidad" a ver el río "sepa que tiene peligros y dificultades". En este sentido, en el Parque del Agua hay voluntarios de Protección Civil avisando a la población y haciendo labores de prevención.

Lambán augura una crecida "descomunal"

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha augurado una "descomunal" crecida del Ebro y que por tanto no descarta que se produzcan desalojos de municipios como ocurrió con la avenida extraordinaria de 2015, la última de mayor volumen registrada en la Comunidad.

"Se espera riada de mucha enjundia, que puede ser superior a la de 2015 y no es absoluto descartable que se desalojen municipios", ha asegurado Lambán a los medios antes de asistir a la clausura del Congreso provincial del PSOE en Huesca.

Lambán, quien esta tarde visitará el Puesto de Mando Avanzado (PMA) que se ha habilitado en las piscinas de la localidad ribereña de Luceni (Zaragoza), ha informado asimismo de que esta mañana ha hablado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien también está, ha dicho, "interesado y preocupado por lo que está ocurriendo y va a ocurrir las próximas horas" con la "impresionante riada del Ebro, que se prevé descomunal".

El presidente aragonés ha destacado no obstante que los protocolos y preparación para afrontar la crecida extraordinaria "funcionan a la perfección", y se cuenta con la ayuda de la UME y con los distintos operativos de la Diputación Provincial de Zaragoza y del Gobierno autonómico.

Aunque ha reconocido que en las crecidas "hay un elemento de impredecibilidad" ya que si se desborda aguas arriba el agua se lamina, "no se puede controlar todo el impacto de un caudal de las dimensiones que está llegando y que esta noche será descomunal".

En su visita a los distintos trabajos que se están llevando a cabo en Zaragoza para minimizar las consecuencias de la crecida, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha destacado la previsión y anticipación con que se está trabajando para que "pasen las menores cosas posibles".

Para ello, el Ayuntamiento de Zaragoza cuenta con la experiencia de lo qué ha ocurrido en riadas similares en años anteriores y por tanto "se está trabajando en aquellos sitios que sabemos que van a ocurrir cosas".

"Sabemos que va en serio y lo importante es que nos pille trabajando" ha resaltado el alcalde quien ha informado de que además de reforzar los diques de contención y realizar acopios de tierra necesaria para evitar inundaciones, se van a vallar zonas para que la ciudadanía sepa que hay peligro, de lo que también avisarán efectivos de Protección Civil que vigilarán las zonas de riesgo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento