Calviño aprueba una ley de startup con rebajas fiscales a empresas y empleados que busca atraer inversiones y talento

  • ​La deducción fiscal se elevará al 50% para inversiones de hasta 100.000 euros anuales en nuevas empresas.
  • La vicepresidenta defiende que los emprendedores necesitan una regulación atractiva para decantarse por España.
  • Asegura que también se reducirá la burocracia y se rebajarán los costes para constituir compañías.
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño.
EFE

El Consejo de Ministros aprobó este viernes la ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, más conocida como ley de startups, que incluye amplias deducciones fiscales tanto para las compañías de reciente creación, para los inversores y para sus trabajadores, así como medidas para agilizar la constitución de compañías. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, argumentó que este régimen fiscal "muy favorable" para el sector permitirá atraer inversiones y talento. La norma se remite ahora a las Cortes Generales para su tramitación parlamentaria.

En la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo, Calviño afirmó que es necesario crear un entorno regulatorio "atractivo" y fomente la inversión en áreas estratégicas para impulsar un cambio de la estructura productiva del país. De las medida de esta ley se podrán beneficiar las firmas innovadoras y de base tecnológica que no hayan repartido dividendos, facturen menos de cinco millones de euros, tener sede social y la mayor parte de la plantilla en España y no ser cotizada. La empresa pública Enisa será la encargada de comprobar que cumplen esos requisitos.

Entre los beneficios que incorpora el texto figura el aumento de 12.000 a 50.000 euros en la cantidad exenta de impuestos para los planes de acciones que disfrutan los empleados de estas compañías. Además, no tendrán que pagar esos tributos hasta que liquiden las acciones o hasta que se cumplan diez años desde que las posee.

Asimismo, la ley aumentará los límites de la inversión libre de impuestos hasta 100.000 euros en empresas de reciente creación (hasta 5 años de vida o 7 en el caso de las biotecnológicas, la industria y la energía) y se eleva del 30% al 50% la deducción. También permite acogerse a esta ley hasta en tres ocasiones, facilitando el emprendimiento en serie –que una misma persona emprenda en varias ocasiones–, una de las mayores demandas del sector.

Las startups pagarán, durante los cuanto primeros años que registren ganancias un 15% de impuesto de sociedades –en lugar de un 25%– y podrán aplazar sin intereses las cargas tributarias de dos ejercicios, y podrán acogerse asimismo a reducciones de costes arancelarios, la agilización de constitución de sociedades o la eliminación de la doble cotización en emprendedores que trabajan por cuenta ajena.

En cuanto a los trabajadores nómadas digitales, disfrutarán de un régimen especial si se trata de españoles que lleven cinco años más viviendo fuera o de profesionales extranjeros ampliamente cualificados. En concreto, pagarán sólo un 15% en el IRPF.

Finalmente, según fuentes del Ministerio de Economía, se está trabajando para hacer posible que se constituya una empresa con un solo paso y por medios telemáticos, sin costes notariales ni registrales y en apenas cinco días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento