Juan Carlos Pérez de la Fuente, sobre 'La gota de sangre' de Emilia Pardo Bazán: "Es la primera novela policíaca española, cosmopolita y a la vez costumbrista”

  • La adaptación escénica de 'La gota de sangre' se representa en los Teatros del Canal hasta el 19 de diciembre
Roser Pujol y Gary Piquer en 'La gota de sangre'
Roser Pujol y Gary Piquer en 'La gota de sangre'
Adolfo Ortega

Juan Carlos Pérez de la Fuente nos recibe pletórico, sin signos de cansancio a pesar de llevar trabajando sobre el escenario desde primera hora de la mañana, satisfecho por el interés suscitado en el público ante el último montaje que dirige en la sala Negra de Teatros del Canal, La gota de sangre, de Emilia Pardo Bazán (1851-1921). “Es una joya que casi nadie conoce. La obra va a sorprender mucho" nos comenta entusiasmado.

Desde que en 1980 fundara su primera compañía teatral, Pérez de la Fuente lleva vinculado a la dirección escénica, afrontando numerosos montajes, fundamentalmente en el sector privado, y curtiéndose en mil batallas... por la palabra. En 1996 asumió el cargo de director del Centro Dramático Nacional, donde desempeñó su labor hasta el año 2004. En 2014 fue designado director del Teatro Español, pero poco tiempo tuvo para desarrollar su proyecto, porque el consistorio de Manuela Carmena le fulminó en 2016 sin que existiera el mínimo acercamiento.

El director teatral Juan Carlos Pérez de la Fuente
El director teatral Juan Carlos Pérez de la Fuente
Alberto Fanego Díez

"A Emilia Pardo Bazán le quedaron dos cosas en el tintero” comenta “una, entrar en la Real Academia Española, que ya sabemos las barbaridades que le pudimos hacer; y la otra fue el teatro. Nunca triunfó. Galdós y ella lucharon por renovar la decimonónica escena española. Él tuvo más éxito, pero ella no. Así que me dije: ¡va por usted!".

El brindis de Pérez de la Fuente se ha sustanciado en la adaptación escénica de un relato policíaco de doña Emilia, La gota de sangre (1911), llevada a término por el dramaturgo Ignacio García May, en que el protagonista de la acción, Ignacio Selva, asume el papel de detective circunstancial al verse envuelto en un misterioso asesinato. Es un caballero de vida acomodada pero aquejado de cierta apatía, que mata el tiempo entre su tertulia de La Peña y el Teatro Apolo, en la calle de Alcalá. Su forma de viajar es consultar las guías de la época (Gladstone, Baedeker), y de aventuras amorosas no quiere oír ni hablar. “Ignacio Selva es el primer trasunto posmoderno del Quijote trasladado a principios del siglo XX, a un Madrid en transformación. Un hombre enfrentado a su propia salvación al que iremos descubriendo a través de un viaje iniciático único” advierte Pérez de la Fuente.

Escena de 'La gota de sangre' de Emilia Pardo Bazán
Escena de 'La gota de sangre' de Emilia Pardo Bazán
Adolfo Ortega

“Ella era una gran polemista, le encantaba discutir y se carteaba con Conan Doyle al que le reprochaba que su Sherlock Holmes fuera un tipo demasiado perfecto: todo lo sabía, era un héroe sin ninguna fisura. Ella se va a adelantar al padre Brown, a tantos detectives de la ficción policíaca que no son profesionales. Agatha Christie no había aparecido todavía”.

Pérez de la Fuente destaca el protagonismo que la autora otorga a Madrid: “Quiere rendir un homenaje a esta ciudad. Estamos en 1911 y no es casual. Sabe lo que está haciendo. En 1910 empiezan las obras de la Gran Vía y en 1911 el ensanche del barrio de Salamanca. Es la primera novela policíaca española, cosmopolita y a la vez costumbrista, riéndonos de lo nuestro pero sin abandonarlo”.

Retratos delante del Teatro Apolo (c.1900)
Retratos delante del Teatro Apolo (c.1900)
Conde de Polentinos

Llegado este punto, hay que destacar a los dos actores que sustentan esta función. Sin ellos hubiera sido imposible mantener la frescura y el ritmo que Pérez de la Fuente ha imprimido a la obra: Gary Piquer absorbe el entusiasmo con que el improvisado detective Selva asume su investigación, en una intensa interpretación que le obliga a estar permanentemente en acción, haciendo fácil un texto que no lo es en absoluto; y Roser Pujol da el contrapunto interpretando nada menos que seis papeles, aunando dicción y convicción en un derroche de registros. Hasta se marca un cuplé como homenaje a la mítica Loreto Prado, la reina del teatro por horas, en un inserto que se han permitido García May y Pérez de la Fuente, basando su letra en otro cuento de Pardo Bazán, La dentadura

Preguntado por el centenario de Pardo Bazán que se ha celebrado este año, contesta: “Los centenarios están también para descubrir nuevas facetas. Si al final conseguimos que unos lean por primera vez a Pardo Bazán y otros la relean, estarán conseguidos los objetivos” Tras ello abunda sobre la autora: “Es la mejor cuentista española, con más de seiscientos cincuenta cuentos, algunos relacionados con la violencia machista. Una mujer que ha traído a España la novela rusa y el naturalismo de Zola. La primera periodista de carácter cultural, que introduce el concepto de Moda como algo industrial. Primera mujer en conducir un coche ¡y hasta un aeroplano!. Creemos que Pardo Bazán es una mujer sesuda, y es cierto porque reflexiona desde muchos ángulos, pero tuvo la necesidad de entrar en la tragicomedia y lo hizo con un humor fresco, lleno de comicidad, que recuerda a Jardiel”.

Gary Piquer interpreta a Ignacio Selva en 'La gota de sangre'
Gary Piquer interpreta a Ignacio Selva en 'La gota de sangre'
Adolfo Ortega

En la conversación regresamos a nuestro gran novelista español, Benito Pérez Galdós (1843-1920), con quien doña Emilia mantuvo una relación intelectual y amorosa, continuada y apasionante: “Cuando la Comunidad de Madrid me encarga el año pasado programar alguna obra para el centenario de Galdós, les cuento que en París el crítico literario de Le Figaro dice que ha leído por primera vez Torquemada y se ha sorprendido porque posiblemente estamos ante uno de los mejores avaros del mundo….¡Y nosotros sin saberlo!” exclama recordando que finalmente el monólogo de Torquemada se representó bajo su dirección y todavía sigue de gira con el gran Pedro Casablanc.

Ya para concluir en esta convergencia de escritores mayúsculos, Pérez de la Fuente expresa el deseo de un reencuentro: “Ahora que Europa está tambaleándose en esta crisis eterna que tenemos, hay que recordar que Galdós y Pardo Bazán fueron ambos grandes europeístas y todo lo pasaban por ese tamiz. He tenido esta oportunidad de montar a Galdós y Pardo Bazán este año. No nos hemos equivocado. Cuando haces buen teatro y si encima es nuestro... Hemos estrenado prácticamente sin entradas y esa es una gran noticia." confiesa agradecido "Al año que viene, lo que me gustaría es traerlos aquí de nuevo a los dos. Volver a encontrarnos con nuestra gran literatura”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento