Raquel Sánchez Silva cuenta que ha sido amenazada de muerte en las redes sociales

Alberto Chicote y Raquel Sánchez Silva, en 'Fuera del mapa'.
Alberto Chicote y Raquel Sánchez Silva, en 'Fuera del mapa'.
Atresmedia

La Sexta emitió este martes 7 de diciembre una nueva entrega de Fuera del mapa, una de las novedades de esta temporada televisiva. Presentado por Alberto Chicote, el programa contó con dos de los rostros más importantes de Maestros de la costura (La 1): Raquel Sánchez Silva, maestra de ceremonias, y Lorenzo Caprile, el juez más exigente.

La comunicadora no se enfrenta a una de sus etapas más fáciles ni amenas, pues la familia de su difunto esposo, Mario Biondo, lleva varios días protagonizando titulares a su costa, poniendo en duda el amor que sentía por el italiano o incluso planteando que podría tener algo que ver con su misteriosa muerte.

La placentina llegó a tomar acciones legales contra la familia de Biondo por acoso y quizá pensaba en ellos cuando, en Fuera del mapa, confesó que había recibido amenazas de muerte por parte de algunos usuarios de las redes sociales. "Me han hecho daño en algún momento", lamentó.

Su relación con las plataformas, según comentó, era mucho mejor antaño que ahora, pues hace años se sentía más libre a la hora de expresar sus ideas, por lo que estaba "enamorada de ellas". Sin embargo, la periodista dijo que, en la actualidad, se trata de un lugar que funciona como caldo de cultivo para el odio y para la crueldad.

Tanto es así, que la comunicadora habría recibido todo tipo de vejaciones verbales: "Comentarios que van destinados a tus hijos, amenazas, amenazas de muerte...", enumeró. En esa línea, la expresentadora de Supervivientes explicó que, desde su punto de vista, las redes tendrían que dejar de ser una ciudad sin ley y se deberían regularizar.

También aprovechó la oportunidad para concienciar sobre la alta tasa de suicidios y de trastornos del ánimo en adolescentes: "Es lo suficiente importante como para darse cuenta de que no se puede dejar que eso siga creciendo a expensas de la salud mental de las personas", reivindicó.

Sánchez Silva confesó que no era creyente y que se sentía muy ligada a la razón, pero que en alguna ocasión había deseado lo contrario para "tener fe en algo y gritar socorro": "Para tener fe hay que tener una raíz importante y yo no la he encontrado con el paso de los años. Me encanta ver que a muchas personas que sí creen eso les produce un apoyo, un alivio y un acompañamiento importante en muchos momentos de la vida", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento