Arguiñano defiende la subida de precios de Dabiz Muñoz: "No lo hace para ganar más"

Karlos Arguiñano, durante su entrevista en 'laSexta Noche'.
Karlos Arguiñano, durante su entrevista en 'laSexta Noche'.
LA SEXTA

El reconocido chef madrileño Dabiz Muñoz ha sido objeto de debate debido al incremento del precio del menú degustación de su restaurante DiverXO, premiado con tres estrellas Michelin, que a partir de enero pasará de costar 250 euros a 360 euros. Este incremento, que no ha sido visto con buenos ojos por algunos, tiene como objetivo mejorar las condiciones laborales del equipo que trabaja en el restaurante, una opinión con la que ha coincidido Karlos Arguiñano.

El cocinero vasco ha sido entrevistado este sábado en laSexta Noche, donde ha defendido que si se suben los precios "no es para ganar más, sino probablemente para cubrir gastos".

En este sentido, ha asegurado que "el 80 o 90% de los grandes cocineros de los grandes restaurantes que la gente conoce en España se ganan la vida fuera de sus restaurantes, asesorando a cadenas de hoteles, cadenas de restaurantes... Porque con lo que les dan sus restaurantes no les llega".

Arguiñano ha hablado además de su propia experiencia en el sector de la alta cocina: "Yo, que hace 30 años estaba en lo de la alta cocina, te puedo decir que es una cocina muy cara, porque para dar de comer a 30 personas tienes a otros 30 en la cocina. Antes igual tenías a un montón de ayudantes a los que les pagabas muy poco o nada por estar aprendiendo, pero hoy en día la gente que tienes que tener trabajando tiene que cotizar, trabajan sus horas, y esa cocina es muy cara", ha explicado.

En su opinión, "no tiene que dejar de investigarse en la cocina", y se ha mostrado partidario de figuras como Dabiz Muñoz, Martín Berasategui o Pedro Subijana. "Me parece muy interesante lo que hacen, porque alguien inventó los chipirones en su tinta, alguien inventó la mayonesa...", ha dicho.

Dentro de su larga trayectoria profesional, Arguiñano también cuenta con una estrella Michelin, que recibió en los años 80. "La perdí en los noventa, cuando empecé a salir en la tele todos los días", ha contado.

Por aquel entonces, recuerda Arguiñano, "no estaba muy bien visto que un cocinero con estrella Michelin estuviera en la tele; hoy, ya ves que los cocineros están en cualquier lugar".

"No me preocupa la estrella. En mi casa, que ahora cocinan mis hijos, cocinan bastante mejor de lo que cocinaba yo, y ni tenemos la estrella ni la echamos de menos. A mí lo que me gusta es tener clientes y que repitan", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento