Torturado y envenenado: el asesinato de un niño de 6 años por su padre y su madrastra que conmociona a Reino Unido

  • El padre fue condenado a 21 años de cárcel y su pareja, a cadena perpetua con un mínimo de 29 años de prisión.
Arthur Labinjo-Hughes, el niño de 6 años asesinado en Reino Unido.
Arthur Labinjo-Hughes, el niño de 6 años asesinado en Reino Unido.
BBC

La sociedad en Reino Unido está conmocionada después de conocerse los detalles del asesinato de Arthur Labinjo-Hughes, un niño de 6 años que murió a manos de su padre y su madrastra en Solihull, en el centro de Inglaterra.

Tal y como recoge la BBC, este viernes un juez dictó la sentencia para los asesinos. El padre, Thomas Hughes, de 29 años, fue condenado a 21 años de prisión, mientras que la madrastra, Emma Tustin, de 32, fue condenada a cadena perpetua como autora material del asesinato, y pasará un mínimo de 29 años en prisión.

El juez, Mark Wall, dijo que el caso era "uno de los más angustiosos e inquietantes" de su carrera, y destacó que los acusados no mostraron signos de arrepentimiento por su "sádico" comportamiento.

El tribunal consideró probado que Tustin mató al niño tras golpearle en la cabeza y haberlo alimentado a base de sal. Después, hizo una foto del cuerpo y se la envió al padre de la víctima.

El propio primer ministro, Boris Johnson, se manifestó al respecto y calificó de "profundamente perturbadores" los detalles del caso. El Gobierno tiene previsto iniciar una investigación para averiguar por qué los servicios sociales, que acudieron a visitar al menor antes de su muerte tras la denuncia de una de sus abuelas, no detectaron nada anómalo.

La madre biológica de Arthur estaba en la cárcel por matar a su pareja en 2019, por lo que el menor estaba al cuidado de su padre y su pareja, Emma Tustin. El 16 de julio de 2020, la mujer golpeó la cabeza del pequeño con violencia en varias ocasiones, lo que le causó "extensas y devastadoras" lesiones.

Emma Tustin y Thomas Hughes.
Emma Tustin y Thomas Hughes.
WEST MIDLANDS POLICE

En el hospital detectaron que el niño tenía unos niveles de sodio extremadamente altos y contaron hasta 130 hematomas diferentes. En el juicio se supo que Emma Tustin negaba comida y agua al niño, le daba solo sal y lo sometía a tremendas palizas y duros castigos, como obligarle a pasar 14 horas seguidas de pie en el pasillo de casa.

En el juicio se difundió un vídeo grabado por la propia asesina en el que se ve al niño "llorando, llamando a sus abuelos y tíos, y golpeándose a sí mismo de una manera que cualquiera reconocería como un grito de ayuda de un niño profundamente infeliz, diciendo que nadie lo amaba y que tenía hambre y sed".

El juez dijo que la violencia utilizada contra el menor "produjo fuerzas en el cuerpo del menor equivalentes a las que podrían haber sido producidas por una colisión de tráfico de alta velocidad". "Las heridas sufridas por él fueron extensas y devastadoras", agregó el juez Wall.

El juez también destacó que en la casa convivían otros dos niños, hijos de los asesinos, que en cambio vivían una vida completamente feliz.

Aunque el padre no estaba en el momento del asesinato, se le considera culpable porque también participó en los episodios de maltrato y de hecho, alentaba las palizas que le propinaba al pequeño su pareja, que según el juez había "deshumanizado" a Arthur, llamándole "Satanás": "Cuanto menos humano parecía ser, más libertad tenían para abusar de él", dijo el juez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento