Este es el abrazo perfecto, según la ciencia

Dos personas se abrazan, en una imagen de archivo.
Dos personas se abrazan, en una imagen de archivo.
PIXABAY

Existen tantos tipos de abrazos como personas hay en el mundo, cada uno con un sello particular, a la altura del cuello o la cintura, o de una duración determinada. Después de atravesar una época en la que este tipo de contacto ha quedado circunscrito a convivientes o personas más cercanas, el regreso de los abrazos contribuye a mejorar nuestro estado anímico.

Un equipo de investigadores ha llevado a cabo varios experimentos para dar con el abrazo perfecto y, entre otras conclusiones, la duración de gesto tan común de contacto físico es crucial para que nos haga sentir mejor. "Los abrazos pueden proporcionar apoyo emocional y podrían funcionar como un amortiguador del estrés", señalan en el estudio, publicado recientemente en la revista Acta Psychologica.

De hecho, apuntan que para que un abrazo resulte placentero debe durar entre 5 y 10 segundos

Los experimentos, realizados en laboratorio y en el mundo real, establecen alguna que otra diferencia, pero tienen algún punto en común. Por ejemplo, los 48 participantes de la prueba en laboratorio consideraron igual de agradables los abrazos 'cuello-cintura' y los 'entrecruzados'. Los que duraron un segundo fueron catalogados como menos placenteros, mientras que los abrazos de 5 a 10 segundos resultaron ser igualmente agradables. En este caso, todas las participantes fueron mujeres, por lo que los autores indican que "aún no está claro si esta preferencia por abrazos más largos existe entre ambos géneros".

En el mundo real, los investigadores seleccionaron al azar a 206 personas en un campus universitario para darse un abrazo espontáneo. Puesto que la media de un abrazo dura alrededor de 3 segundos, los investigadores aconsejan quedarse más cerca de los 5 segundos que de los 10, ya que eso resultará más familiar para las personas, indican desde Science Alert.

"Nuestros hallazgos sugieren que los abrazos más largos son más agradables que los abrazos muy cortos, y los abrazos cruzados son más comunes que los abrazos de cuello a cintura", concluyen los autores en el estudio. Asimismo, "el género y la cercanía emocional de las parejas que abrazan influyen en el estilo de abrazar", sostienen.

Aunque el abrazo entrecruzado fue el empleado con mayor frecuencia, los investigadores destacan que este tipo de gesto prevalece cuando los dos participantes eran masculinos. En este sentido, explican, las parejas hombre-hombre dieron abrazos cruzados el 82% de las veces, mientras que las participantes femeninas parecían más dispuestas a dar el abrazo de 'cuello-cintura' cuando abrazan a otras mujeres u hombres.

Según concluyen los autores, el objetivo de este estudio era proporcionar "una base para futuras investigaciones sobre el tacto agradable, especialmente para la investigación sobre los abrazos, que son muy frecuentes pero todavía muy poco estudiados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento