Las exóticas y accidentadas aventuras de Kiko Rivera en su viaje por Nepal con 'Planeta Calleja'

Kiko Rivera, en 'Planeta Calleja'.
Kiko Rivera, en 'Planeta Calleja'.
TELECINCO

Una de las experiencias más impactantes que vivió el DJ Kiko Rivera en Nepal junto al aventurero Jesús Calleja fue montarse en un elefante y darse un baño con él. Ha sido "lo más impresionante" que ha hecho en su vida, según contó él mismo en redes hace unos meses mientras rodaba su participación en Planeta Calleja, que se emite el domingo (22.00 h en Telecinco).

También pasó por algún episodio menos divertido: se quedó atrapado unas horas en el país asiático junto a todo el equipo cuando se disponían a regresar a España por un error burocrático sobre las horas en las que tenían que haberse realizado una prueba PCR. Pero se resolvió sin problemas.

Como es habitual en este programa con los invitados, Rivera se abrió en canal con Calleja y le contó varias cosas muy personales, en concreto sobre la mala relación que mantiene con parte de su familia, principalmente con su madre, Isabel Pantoja

"Ser madre no es sólo parir, porque parir puede ser cualquiera, pero madre no", dice el DJ en un momento dado, mientras baja un río en barca con Jesús Calleja. 

Ambos comenzaron su periplo en Katmandú donde subieron la agotadora escalera que lleva al Templo de los Monos, y luego recalaron en el río Trisuli para practicar rafting: Kiko salió despedido de la lancha en los rápidos y quedó flotando en las aguas heladas que vienen del Himalaya.

También pasaron por el Parque Nacional de Chitwan y por Pashupatinath, un lugar sagrado donde los nepalíes queman a sus muertos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento