Así fueron los inicios de Valeria Ros: de estudiar en un internado de monjas en Dublín a cómica

Imagen de archivo de Valeria Ros.
Imagen de archivo de Valeria Ros.
Instagram

Valeria López-Tapia Velasco, más conocida por su nombre artístico Valeria Ros, a sus 35 años ha conseguido hacerse un hueco como monologuista en la comedia española y como presentadora en los medios de comunicación.

Sus numerosas etapas viviendo fuera del país le cambió la mentalidad desde que era muy joven, experiencias que la convirtieron en la polifacética persona que es hoy en día.

Cuando tan solo tenía 13 años, sus padres la mandaron a estudiar a Dublín a un internado de monjas como castigo por su rebeldía montando una fiesta en casa sin que ellos lo supieran.

Aunque nació en Vizcaya, se desplazó a Salamanca para comenzar sus estudios de comunicación audiovisual. Además, también se graduó en Actuación para cine y televisión en la Escuela Universitaria de Artes de Madrid.

Pese a que la mayor parte de su carrera profesional se ha desarrollado en la capital española, sus inicios fueron como becaria en El Diario de Cádiz, para lo que tuvo que cambiar nuevamente de ciudad.

Unos años después, volvió a marcharse de su casa para vivir en ciudades como Helsinki (durante su Erasmus), Londres, Dijon o Nueva York para ampliarlos. Así se especializó en el mundo de la interpretación, publicidad y producción con sus primeros trabajos y los cursos que realizó en prestigiosos centros como New York Film Academy o la Central School of Speech and Drama (Londres).

Sin embargo, aunque lo intentó en numerosas ocasiones presentándose a castings, Valeria decidió alejarse en cierta forma de la interpretación y continuar su camino en los medios durante un tiempo. 

Un año después, comenzó a trabajar en Telebilbao como reportera. Fue entonces cuando se encontró en 2012 con la oportunidad de presentarse a un Concurso de Monólogos Cómicos y, sin prepararse el texto, lo gana. Así se introdujo en el mundo de la comedia y empezó a ser monologuista en diversos bares del barrio de Malasaña, en Madrid, experiencia que luego también desarrolló en Londres.

Mientras que trabajaba como community manager y redactora para destacadas empresas de marketing audiovisual, continuó preparándose para ser guionista, comunicadora y presentadora.

Valeria Ros aterriza en la radio tras presentarse en 2016 en el Concurso de Monólogos de Hoy por Hoy, de la Cadena Ser. Alcanzó el tercer puesto y, lo más importante: le ofrecieron un contrato como guionista en Anda Ya!, de Los 40.

A partir de entonces, su carrera como cómica se dispara y, en 2017, empieza a formar parte de Central de Cómicos y Comedy Central News con Antonio Castelo y compañeros como Susi Caramelo

En la Cadena Ser también ofrecen un hueco y empieza a colaborar en dos de sus destacados programas, Todo por la radio y A vivir que son dos días, aumentando más su popularidad.

Imagen promocional de 'Locomundo'.
Imagen promocional de 'Locomundo'.
Movistar Plus

Meses después, se convierte en la copresentadora de La Lengua Moderna junto a Quequé, con grandes datos de audiencia que hacen que el programa se haya seguido prolongando hasta la actualidad, alcanzando ya cinco temporadas pese a que en un principio se iba a tratar de un formato para verano. En vista del éxito, el cómico vuelve a apostar por ella en 2018 cuando comienza a dirigir Locomundo, de Movistar Plus.

También ha trabajado para la televisión pública nacional, primero formando parte de Gente Viva, haciendo sketches de la mano de Pablo Ibarburu, y en el magazine Lo siguiente en La 1, aunque fue despedida al poco tiempo de empezar.

Volvieron a trabajar juntos en 2019 en ¿Quién está peor? un monólogo que presentaron en los teatros, aunque no es el único espectáculo para el que se ha subido al escenario: Rubias ni locas y Fieras, junto a Susi Caramelo o Sin Filtro.

Después de alcanzar esta popularidad, ha conseguido desarrollar más en profundidad su faceta como actriz, con sketches, stand ups, como Matrioska, papeles en series, como El gran pecado o El fin de la comedia, u obras de teatro, como Capuyo quiero un hijo tuyo.

En cuanto a sus trabajos en el mundo de la televisión, sin duda, el más destacado es su colaboración con Zapeando, que comenzó en julio de 2019 y se ha prolongado hasta la actualidad. 

En este formato ha protagonizado alguna polémica, como cuando se disfrazó de "enfermera sexy" en un sketch, provocando el enfado del sindicato de enfermeras que se manifestó al respecto y por el que el programa tuvo que pedir disculpas públicamente.

Además, también ha colaborado en ocasiones puntuales para otros programas como Todo es Mentira, Comediants, La Resistencia o Late Motiv, logrando posicionarse como una de las cómicas con más futuro de España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento