Sandra Bullock revela que siente miedo del racismo que viven sus hijos: "Me llena de rabia"

<p>Bullock habla un perfecto alemán, idioma que como Leonardo DiCaprio aprendió gracias a su madre (una cantante de ópera alemana).</p>
La actriz Sandra Bullock.
GTRES
<p>Bullock habla un perfecto alemán, idioma que como Leonardo DiCaprio aprendió gracias a su madre (una cantante de ópera alemana).</p>

En plena promoción de su próxima película, The Unforgivable, que se estrenará el 10 de diciembre en Netflix, Sandra Bullock ha sacado tiempo para abrirse en un programa tan destinado a ello como es la Red Table Talk que comanda Jada Pinkett Smith. Ahí, la actriz de 57 años, que es madre de dos hijos adoptados de origen africano, ha explicado el miedo que siente por el auge del racismo y de ideologías xenófobas en todo el mundo.

La intérprete de A ciegas o Miss Agente Especial atravesaba un mal momento cuando se divorció, en 2010, de Jesse G. James. Pero fue ese mismo año cuando cumplió su sueño de convertirse en madre al adoptar a Louis Bardo, que entonces contaba con tres meses y que ya tiene 11 años, y cinco años después llegaría Laila. Sin embargo, en este tiempo, al haber cambiado tanto la situación global, asegura que siente temor por lo que les pueda ocurrir al ser afroamericanos.

"A veces he llegado a desear que nuestras pieles coincidieran de color", se ha sincerado Bullock sobre los privilegios que observa, "porque así sería más fácil la forma en la que la gente se acerca a nosotros. Sobre todo porque esa misma gente no comprende que yo tengo los mismos sentimientos que una mujer negra con sus bebés negros o que una mujer blanca con bebés blancos".

En ese momento ha intervenido la hija de Jada, Willow Smith, para reflexionar acerca de lo que acababa de oír: "En verdad, es que esa es la dinámica madre-hijo. No hay color de piel que valga ni tenemos que ser de uno en concreto". Todas [Sandra, Jada y la madre de esta, Adrienne Banfield-Norris] le dieron la razón, sobre todo porque la familia de Willow ha sufrido el racismo en sus carnes.

"Tal vez un día eso [el racismo] desaparezca. Tal vez un día podamos mirar con otros ojos", ha deseado, así como ha explicado que esta problemática va más allá de la fama que se pueda tener: "Es algo aterrador ser padre o madre. Así, en general. Da miedo pensar en que, cuando tus hermosos hijos crezcan y se conviertan en adultos, alguien no los va a tratar de la misma forma en que tú los estás tratando simplemente por el color de su piel. Me rompe el corazón. Me llena de rabia. Y me da miedo".

Además, Bullock ha reconocido las dudas que ha tenido esta última década: "Hay una cosa que siempre estaba en mi mente cuando eran más jóvenes y es si me amarán menos porque no represento su cultura". Afirma que a su hijo mayor ya le está enseñando lo que es la discriminación. "Le dejo ver todo en la televisión. Dejo que él mismo lo vaya procesando. Ya sabe cómo funciona el mundo. Él sabe lo cruel que es, lo injusto, y ahora Laila lo está empezando a saber", ha declarado.

Aún así, y aunque asegura que como madre tiene miedo "por todo", también encuentra el alivio en todo lo bueno que le dan Louis y Leila: "Cuando me voy de casa, me extrañan, y cuando estoy con ellos, soy un incordio. Y así es exactamente como debería ser. Y si ya llego con regalos, soy la madre más increíble de este mundo". Por último, ha reconocido que es "muy afortunada por tener tiempo suficiente para verlos crecer y saber quiénes son". "Los quiero con locura, no podría estar más orgullosa", ha finalizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento