Billie Eilish desvela los tres tatuajes que se hizo en secreto

Billie Eilish es una de las abanderadas del 'wolf cut'.
La cantante Billie Eilish.
GTRES

Lleva haciéndola cinco años. Desde que saltó a la fama prácticamente. El último día de este noviembre que acaba de terminar salía a la luz Billie Eilish: Same Interview, The Fifth Year, un proyecto de la revista norteamericana Vanity Fair en el que Billie Eilish es entrevistada una vez al año respondiendo las mismas preguntas, a veces manteniendo una postura y otras contradiciéndose. En este quinto año la artista se ha mostrado bastante beligerante consigo misma en el pasado y, además, ha aceptado que era una mentirosa. Sobre todo, en el tema de los tatuajes.

La autora de éxitos como Bad Guy o No Time To Die ha comentado, entre otros temas como salud mental o cómo intentaba engañarse a sí misma cuando decía que no le importaba lo que pensasen de ella, que mintió como una bellaca al asegurar por activa y por pasiva que jamás hablaría de los tatuajes que se ha hecho.

Y no solo ha dicho cuántos tiene, sino también dónde los tiene y, más aún, qué aparece en cada uno de ellos. La cantante, que el próximo día 18 de diciembre cumplirá 20 años, se ve a sí misma en un momento dado en una entrevista de hace unos años reafirmándose en su postura: "Me hice un tatuaje, pero nunca lo veréis".

"Mentirosa", ha espetado la Eilish del presente, "he vuelto a mentir... Ahora tengo tres tatuajes". A continuación, ha pasado a detallar uno por uno, señalándose para el primero de ellos la zona baja del esternón, entre los pechos, y ha afirmado: "Tengo uno aquí que dice Eilish. Porque sí, me quiero a mí misma".

Para el segundo se ha apuntado a la parte derecha de su caja torácica, las costillas. "Tengo otro aquí, uno más grande, que es un dragón", ha añadido, sin llegar a explicar del todo el porqué de ese animal mitológico. Y, para terminar , el que ya era conocido casi por todos sus seguidores dado que está a la vista.

"Y luego, acabo de hacerme esto hace unas semanas. Son unas hadas que pertenecen a un libro que tenía cuando era una niña, un pequeño cuento de hadas llamado Fairyopolis. Son como mis diminutos ángeles de la guarda", ha finalizado, admitiendo que tiene "algunas ideas más".

"Mi madre odia los tatuajes", ha contado entre risas, "pero no, no voy a estar toda tatuada, solo tengo algunas ideas más. Hoy por hoy me siento bastante satisfecha. Estoy en una comfort zone  con ellos. Sentí la necesidad durante un tiempo, y ahora estoy como: '¡Ahhh!'... Pero dame un poco más de tiempo y seguro que me hago otro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento