Formarse nunca fue tan fácil: por qué tienes que añadir el aprendizaje 'online' a tus rutinas

  • La libre gestión de tiempo y lugar es una de las claves del éxito de la formación 'online'.
  • Antes de la pandemia, España era el tercer país de la UE que más cursos 'online' realizaba.
El Govern regula la enseñanza a distancia y semipresencial y el funcionamiento del Iedib
La versatilidad es la gran virtud de la enseñanza a distancia.
20M EP

La digitalización ha dado pasos agigantados estos últimos años, abarcando cada vez más ámbitos de nuestras vidas, también la formación y el aprendizaje. Ahora está a nuestro alcance con un solo click. Y es que la formación online es ya mucho más que una tendencia.

Al menos en España. Incluso antes de la pandemia, el nuestro ya era el tercer país de la Unión Europea que más cursos online realizaba, solo superado por Finlandia y Suecia.

"No se necesitan grandes herramientas tecnológicas. Basta con disponer de un teléfono móvil para poder acceder al curso que queramos y aprovechar todos los recursos disponibles. La versatilidad que ofrece en cuanto a emplazamiento, días y horarios hace que cualquiera pueda estudiar y formarse desde casi cualquier lugar”, defiende N.C. Kurt, experto en potencial humano e instructor de Udemy Business.

En su opinión, éstas son las cinco razones para incorporar la formación online a nuestra rutina diaria:

Un aprendizaje sin fronteras

Lejos quedaron los días de no comenzar un curso o formación por problemas de distancia. Una de las grandes ventajas que la digitalización ha traído consigo es la accesibilidad a todo tipo de temáticas e instructores de cualquier parte del mundo.  

Incentiva el entusiasmo por aprender

Otra de las ventajas más valoradas de los cursos online es que las clases suelen ser en formato vídeo, una característica que aporta gran confianza y utilidad de cara al estudiante. De esta forma, en caso de no comprender alguna cuestión en concreto, resultará posible retroceder o, incluso, repetir de forma íntegra las clases tantas veces como se considere necesario.

Capacidad de organizar tu propio tiempo y espacio

Sin duda, la ventaja más valorada de la formación online. La propia gestión del tiempo y el poder elegir el lugar (casa, el parque, el trabajo…) donde estudiar, son aspectos clave que mejoran la calidad de vida de cualquier persona interesada en poder formarse. La formación a distancia permite decidir el ritmo deseado en función de nuestras necesidades y rutinas, una ventaja que consigue impulsar un aprendizaje más activo y resolutivo.

Amplitud de oportunidades en desarrollo

La era digital también ha ampliado a los estudiantes el acceso a recursos educativos de manera ilimitada, con varias perspectivas de instructores especializados en el mismo tema, pero con diferente nivel, lo que incrementa nuestros conocimientos. 

Familiarización con las nuevas tecnologías

Por último, el aprendizaje online tiene también una ventaja derivada y es el constante contacto con las nuevas tecnologías, que nos permiten, además, tener acceso a nuevas formas de comunicación. Las nuevas tecnologías son grandes aliados a la hora de investigar, optimizar recursos y mejorar el rendimiento académico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento