Campus Party
Un participante de la Campus Party saluda a la cámara. EFE

 Los aficionados al fútbol ven los partidos por televisión, leen diarios deportivos y a veces van al estadio. Los aficionados al 'modding' compran sus ordenadores por piezas, lo construyen con mimo y dedicación, les añaden complejos sistemas de refrigeración y a veces, se reúnen en citas como la Campus Party y muestran sus joyas con orgullo.

Durante esta semana se han visto en Valencia equipos con luces de neón, con formas caprichosas y con líquidos refrigerantes de colores vistosos, todo mostrado a través de las cajas transparentes de sus CPU.

Están los ordenadores con forma de casita del clan PLP -porque en la Campus, casi todo el mundo se organiza por clanes con nombre, territorio y estandarte-, y está la propuesta del clan Pek, con telescopios y otros instrumentos de medición astronómica para celebrar el año internacional de la astronomía, y es que más que un ordenador parece una instalación artística.

Quizá uno de los más llamativos de este año es un equipo encerrado en una gran caja naranja con paredes de cristal
Quizá uno de los más llamativos de este año es un equipo encerrado en una gran caja naranja con paredes de cristal y líquidos rosas y verdes, que atrae miradas y flashes por igual."Es una caja modificada, con un ordenador en sí sólo", comenta Francisco Prats, creador del equipo y que lleva ocho años acudiendo a la Campus, siempre con un equipo distinto.


El 'modding' tiene parte de capricho estético, parte de mejora del rendimiento y parte de desafío técnico. Así, a lo largo de toda la semana, un equipo patrocinado por Intel y Asus ha trabajado para batir un récord de 'overclocking' -que consiste en llevar al límite la capacidad del procesador- enfriando los chips con nitrógeno líquido para que sigan funcionando mucho más allá de aquello para lo que fueron diseñados.

"Tenemos el récord del mundo de CPU de 3D Mark Vantage (...), que es forzar el procesador en materia de inteligencia artificial y computación física", explicó el sábado a Reuters Antonio del Río, coordinador del área de Modding.

"(El viernes) el procesador más potente del mundo estaba en Campus", afirmó, "y subió el rendimiento del procesador en un 164 por ciento".También se batió un récord de España en la categoría de Aqua Mark, que mide el rendimiento en gráficos de tres dimensiones para juegos.

Profesionalización

Uno de los ponentes que ha pasado por la gran carpa de la campus en esta semana de juegos, talleres y charlas tecnológicas es Johny Hou, hongkonés y experto en "modding", que ha creado su propia empresa de cajas de diseño para CPU.

Y es que, tal y como indicó el sábado durante una entrevista el director de la Campus Party Valencia, Miguel Ángel Expósito, algunos de estos aficionados se han profesionalizado."Estamos viendo, y ocurrió también el año pasado, que muchos de estos 'modders' están empezando a montar compañías dedicadas a esto, a que a una empresa le montas sus ordenador personalizado", indicó.

"Estamos viendo ordenadores aquí que podrían estar en una exposición de cualquier museo", añadió.