Detenido tras golpear a su esposa en su domicilio de Berriz

El goteo de malos tratos de hombres a sus parejas es casi diario.
Unas veces ocurre en el domicilio conyugal. Otras, en la vía pública. Cada vez son más las mujeres que lo denuncian y también es mayor el número de detenciones. El último suceso que se ha sabido ocurrió el lunes y tuvo lugar en Berriz. Un hombre de 38 años, que responde a las iniciales M.O., golpeó en el rostro y los brazos a su esposa. Le rompió el labio y arañó el brazo. Ella consiguió zafarse y llamar a la Ertzaintza, que detuvo al agresor después. El agresor fue acusado de maltrato familiar.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento