El príncipe Carlos, señalado como la persona que hizo el comentario "racista" a Meghan Markle

Orejas
El príncipe Carlos de Inglaterra.
GTRES

Fue una de los grandes titulares que dieron los duques de Sussex en su ya mítica entrevista con Oprah Winfrey. En aquel momento, desvelaron que un importante miembro de la familia real británica mostró su preocupación por el color de piel que tendría Archie en un comentario cuando el primogénito del príncipe Harry y Meghan aún no había nacido. Lo decía en base a la tonalidad de la exactriz y de su madre, Doria Ragland.

Ahora, dado que el matrimonio jamás llegó a revelar quién fue la persona que tuvo "preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser la piel" de Archie, un nuevo libro sobre la corona británica y los entresijos de Buckingham Palace ha señalado al abuelo paterno del pequeño, el príncipe heredero, Carlos de Inglaterra, como el responsable de tan racista crítica.

Según Brothers and Wives: Inside the private lives of William, Kate, Harry and Meghan, del veterano periodista norteamericano Christopher Andersen, habría sido el propio padre de Harry y suegro de Meghan quien hizo el comentario y, para este afirmación, el autor no solo se basa en fuentes cercanas, sino que va mucho más allá.

Según explica Andersen, la intranquilidad sobre el color de piel de su nieto le sobrevino en un día concreto: la mañana en la que los duques de Sussex anunciaron su compromiso. Es decir, hace prácticamente cuatro años, pues fue el 27 de noviembre de 2017 y, además, no se lo dijo directamente a Harry y Meghan.

El príncipe Carlos le habría preguntado a su pareja, Camilla de Cornualles, cómo pensaba que saldrían los hijos y esta respondió: "Guapísimos, por supuesto". Sin embargo, el futuro abuelo insistió haciendo una pequeña aclaración: "Me refiero a cómo crees que serán... de complexión". El libro no deja claro cómo llegó este comentario a oídos de los duques, si fue por alguno de los implicados o a través de un rumor que se extendió en palacio.

Tras la publicación del libro, el príncipe Carlos no ha tardado en pronunciarseylo ha hecho a través de un portavoz de Clarence House, quien le ha dicho al diario The Post que lo que se cuenta en esas páginas es "ficción" y, por lo tanto, "no merece más comentarios".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento