El féretro con los restos mortales de Carlos Saenz de Tejada, uno de los dos guardias civiles asesinado ayer por ETA en Mallorca, ha llegado esta tarde al aeropuerto de Burgos, acompañado por varios familiares del finado.

Los restos de Carlos Saenz de Tejada llegaron en un avión militar y han sido recibidos por otros familiares y amigos, y por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el delegado del Gobierno en la comunidad, Miguel Alejo.

El presidente Juan Vicente Herrera ha expresado en declaraciones a los periodistas el "dolor y la solidaridad que se mezclan en estos momentos". En su opinión, los terroristas "no van a ninguna parte y sólo pretenden hacer daño", en este caso a un profesional que "trabajaba para la sociedad".

El presidente del gobierno de Castilla y León ha asegurado que "los terroristas no tienen salida y terminarán en una comisaría, después ante el juez y, por último, en la cárcel, que es donde deben estar". Este sábado a las cuatro y media de la tarde se celebrará un responso en el propio tanatorio de Burgos y después tendrá lugar el entierro del joven guardia civil asesinado en Mallorca.