Juanma Castaño y Miki Nadal, en sus primeras palabras tras ganar 'MasterChef': "Fue una decisión justa"

Miki Nadal y Juanma Castaño ganan 'MasterChef Celebrity'.
Miki Nadal y Juanma Castaño ganan 'MasterChef Celebrity 6'.
La 1
Miki Nadal y Juanma Castaño ganan 'MasterChef Celebrity 6'.
WOCHIT

Los concursantes Miki Nadal y Juanma Castaño han hecho historia en MasterChef Celebrity convirtiéndose en ganadores ambos, en una final llena de emoción y referencias a la familia y a los recuerdos que la cocina trae. A la mañana siguiente de la emisión del concurso de La 1 producido por Shine Iberia, hablan sobre cómo fue su paso por el programa y por la reñida final.

Antes de empezar la primera entrevista de la mañana, Juanma y Miki bromean, se pican y salen juntos al balcón del hotel donde se realiza el encuentro con la prensa para hacer stories de Instagram juntos.

Fue Pepe Rodríguez el que anunció a los dos ganadores, al grito de "El ganador es… Juanma y Miki, los dos, los dos", algo que descolocó a los interesados.

"Me separo de Juanma para aplaudirle y entonces digo 'ahivá’, que me han dicho a mí también", cuenta Miki de lo que pensó en ese momento. Juanma Castaño lo vivió de forma parecida: "en ese momento te supera todo y pensé ¿habrá sido verdad lo que he oído, será una broma?".

Y es que Miki Nadal ya lo había previsto. "Cinco minutos antes me dijo ‘o ganas tú o ganamos los dos’ y acertó una vez más, acertó todo en el programa", comentaba Juanma Castaño.

Miki tira de humor para elevar una queja en este premio a dos, el orden en el que se dice: "Juanma y Miki, todo el rato", en lugar de al revés.

Fuera de bromas, "fue una decisión súper justa. Yo que llevaba la gran baza del postre y resultó que Miki llevaba un postre espectacular. Y cuando acabé pensé lo tengo difícil y el jurado lo tiene complicado", contaba Juanma Castaño.

Miki apunta: "para nosotros un empate ha sido una victoria. Tiene toda la razón Juanma cuando dice que está más contento que si solo hubiera ganado uno".

Ambos se reparten ahora los 75.000 euros del premio para las dos ONG que han elegido. Cris contra el cáncer, que lucha contra esa enfermedad, en el caso de Castaño y la Casa Santa Teresa, "un centro de día de mujeres con discapacidad intelectual", en el caso de Nadal.

Ambos han sacado importantes lecciones de esta experiencia. "He aprendido que se puede ser feliz en la tele. Las grabaciones empezaban los lunes y los fines de semana estaba deseando llegar al lunes para disfrutarlo... he sido feliz", confesaba el cómico y humorista de Zapeando.

"Llevo muchos años en televisión, muchos programas y dedicados al humor y la comedia, pero no deja de ser un trabajo hacer que los demás lo pasen bien, pero no es una consecuencia de tu estado de ánimo, si no de tu profesión y en este programa el estado de ánimo feliz y la ilusión ya venían de casa", revelaba Miki Nadal, que viendo el programa se ha reído mucho, "incluso conmigo", sentencia.

Juanma Castaño ha aprendido a "romper con los prejuicios que tenemos con las personas. Entras allí y tienes una imagen de los artistas y después ves que tienen los mismos problemas que tú, las mismas inseguridades, los mismos nervios…". "Me pasó con Miki, con el que tenía más prejuicios y a los cinco minutos me caía genial", ejemplifica.

Los dos eligieron a su familia como fuente de inspiración para sus menús finales. "Había que construir un menú con algo que te importe y pensé en hacerlo sobre el mundial de fútbol pero me decanté por un homenaje a mi familia", contaba Castaño.

"En el programa te piden que el menú tenga un relato o una historia y qué más cercano que tu familia", apuntaba Nadal.

Tras el programa se han quedado con la imagen de grandes cocineros, y eso tiene sus desventajas. "No me exigen cocinar, me exigen probar, a ver cómo están las cosas. Me he convertido en el catador oficial. Cocinar lo haré en Navidad", contaba Nadal de su entorno.

Juanma Castaño hacía ver que "ahora es muy típico", que le digan que haga “algo” y todo el mundo le dice "ya iremos a tu casa". "Ahora sientes un poco de presión", expresa.

Ambos han visto el programa a posteriori, en sus casas y lo han disfrutado como si nunca hubieran estado allí. "Yo no veía cocinar a los demás, estás a lo que estás, y no ves lo que dicen los demás de ti o lo que dice el jurado, eso no lo ves, así que el programa incluso para los que participamos es una sorpresa, así que aunque supiera lo que pasaba… el recuerdo televisivo es mejor que el que tienes de estar allí", reflexiona Castaño.

A pesar de que MasterChef es uno de los programas más duros la gente no se echa para atrás a la hora de querer probar. "A mí me han pedido famosos que interceda por ellos para entrar… Hay mucha gente dispuesta a ir porque es muy divertido y muy blanco". "Les hemos dicho que llamen y digan que van de nuestra parte", apostilla Castaño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento