Pepe Navarro, dispuesto a ir a los tribunales

El presentador Pepe Navarro, durante su entrevista en 'Sábado Deluxe'.
El presentador Pepe Navarro, durante su entrevista en 'Sábado Deluxe'.
TELECINCO

Su paso por el Deluxe no dejó indiferente a nadie. Ni siquiera a los colaboradores del programa, curados de espanto, que acabaron juntos pero revueltos tras la intervención de Pepe Navarro.

El presentador, que volvía a la tele en abierto después de años de desafección por el medio, no solo habló, sino que presentó los informes en los que se aventura que, al menos en lo biológico, todo hace sospechar que no es el padre de Alejandro Reyes, el hijo de Ivonne Reyes que la justicia le adosó por rebelde y contumaz. No se hizo las pruebas a pesar de que se le dieron varias oportunidades. Su negativa constante le hizo cargar con una paternidad, reivindicada por otros hombres, que se ha cansado de asumir.

Pecó de soberbia, rubor o temor ante lo que podría haber sido una riada de peticiones por el estilo. Tras la entrevista, Pepe se muestra fuerte y seguro, aunque es consciente de que, aclarado y casi zanjado el asunto de la paternidad, el interés se centra ahora en la relación que mantuvo con Vanesa Martín y en la sentencia, de 2002, en la que fue condenado por lesiones.

Ella tiene ganas de hablar, avisa de que las próximas semanas serán muy convulsas y se ha puesto en contacto con periodistas para hacerles partícipes de su calvario. Denuncia que le han hackeado sus redes y que tiene miedo. Pepe, por su parte, ya ha anunciado que acudirá a los tribunales cada vez que sea necesario para intentar reparar su reputación; dice que ninguno de los hechos probados en el fallo judicial se corresponde con la realidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento