Felipe VI reivindica en Cataluña la "estabilidad" y la "seguridad jurídica" para que la economía despegue

El rey Felipe VI, en Barcelona.
El rey Felipe VI, en Barcelona.
EFE

El rey Felipe VI ha hecho este lunes un llamamiento a la "seguridad jurídica" para conseguir la "estabilidad" que ayude a la economía española tras la pandemia. Durante el acto de Foment del Treball de entrega de sus Medallas del 250 aniversario de la patronal y de los XIV Premios Ferrer Salat, en su vuelta a Cataluña, el monarca aseguró que "un contexto estable nos aporta el escenario adecuado para concebir y desarrollar iniciativas con la vista puesta en un espacio temporal suficiente que permita obtener y verificar resultados concretos".

A la recepción del rey no acudieron ni el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, ni la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. En su discurso, Aragonés sostuvo que lo importante es que el proceso de negociación con el Gobierno central continúe, entendiendo que la estabilidad "no es sinónimo de inmovilismo". Pidió, asimismo, "la máxima complicidad" para fortalecer el catalán y ha pedido hacer de la lengua catalana un activo al mismo nivel que otros grandes activos de Cataluña. 

El rey hizo varias menciones tanto a la crisis del 2008 como a la pandemia, pero en ningún momento se refirió al procés. "Ante esta difícil realidad, es fundamental fortalecer siempre el marco de estabilidad, de certeza y de confianza que demandan las economías desarrolladas", expresó Felipe VI ante los empresarios catalanes. Además, en un contexto económico tan delicado, el monarca defendió la necesidad de un "diálogo social fuerte" que permita "llegar a acuerdos".

En su séptima visita a Barcelona en lo que va de año, Felipe VI tuvo también palabras de elogio para lo que representa Cataluña, "una tierra de emprendedores y de iniciativas económicas y sociales que han favorecido el progreso y el bienestar de sus habitantes". Una tierra, sostuvo, que ha sabido conservar las cualidades que la han caracterizado siempre, entre las que ha citado "la iniciativa, el espíritu emprendedor, el dinamismo, el compromiso y el bienestar de los ciudadanos".

Como en otros actos de carácter económico de los últimos meses, Felipe VI ensalzó la figura del empresario por ser "un ejemplo para el conjunto de los ciudadanos" gracias a su contribución a la generación de riqueza y empleo y como "transmisores de unos valores que también son imprescindibles para una sociedad fuerte y cohesionada".

"Soy muy consciente de las dificultades que tenéis en algunos momentos para desempeñar vuestra actividad y que, a veces, la figura del empresario no goza del reconocimiento que merecéis. Pero, igualmente, me consta que esto no altera vuestra vocación de emprender y de crear", apuntó el monarca en este sentido. 

Entrega de despachos a jueces en presencia de Lesmes

El monarca también entregó, durante la mañana, los despachos a los nuevos jueces en Cataluña después de que el pasado año no lo hiciera por decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez, en un acto al que tampoco asistió Aragonés ni otro conseller del Gobierno catalán.

En su intervención, Felipe VI pidió a los nuevos jueces defender la "legitimidad constitucional y moral" del Poder Judicial, que ha reivindicado como la garantía de la concordia y la paz en una sociedad democrática, moderna y avanzada como cree que es la española.

El rey coincidió en ese acto con el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, cuyo mandato lleva caducado casi tres años ante la falta de acuerdo. El propio Lesmes agradeció la presencia de Felipe VI en acontecimientos de este tipo "simboliza la unidad y permanencia" del Estado y resalta la "dignidad" de la función judicial. El papel del monarca, para él, "no solo sirve para resaltar la dignidad" de la función de los jueces sino que "tiene, sobre todo, una enorme fuerza simbólica y un profundo significado constitucional".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento