El Ejército británico asalta la prisión de Basora para liberar a dos soldados

Podrían ser agentes secretos.
Las fuerzas británicas derribaron ayer las paredes de la prisión de Basora, al sur de Irak, para liberar a dos de sus soldados arrestados por la Policía iraquí el lunes por la tarde. Londres no especificó la causa de su detención, pero fuentes iraquíes dijeron que los dos hombres, presuntos agentes secretos, dispararon contra la Policía local tras ser interceptados en un control.

El gobernador de Basora, Mohammed al-Waili, aseguró que el Ejército británico empleó diez tanques y helicópteros en el asalto, que tachó de «salvaje». Según el Gobierno iraquí, decenas de prisioneros aprovecharon el momento para escapar. Londres, no obstante, lo negó, a la vez que precisó que sólo se usó un tanque y que no se disparó ni un tiro. También reveló que los soldados no se encontraban en la prisión, sino que habían sido llevados a una casa de la ciudad donde fueron liberados.

- Ocho estadounidenses y dos iraquíes murieron ayer  en diferentes ataques perpetrados en Mosul y Ramadi.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento