El monumental Belén de Sol que se soñó hace dos años: tres islas, ríos, cascadas, 160 personajes, un olivo de dos metros...

  • La Comunidad de Madrid da la bienvenida a la Navidad con la inauguración del Nacimiento de la Real Casa de Correos.
Imagen del Nacimiento del Belén de Sol, inaugurado este lunes.
Imagen del Nacimiento del Belén de Sol, inaugurado este lunes.
A. Pérez Meca/ EP

Madrid dio el pistoletazo de salida a la Navidad el pasado viernes con el encendido de las luces navideñas y este lunes la capital avanza un paso más hacia la época navideña con la inauguración del Belén de la Real Casa de Correos. Este año, el Nacimiento vuelve al interior de la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, después de que en 2020 la situación sanitaria obligara a ubicarlo en el exterior, junto a la fachada principal del edificio.

El Belén es uno de los más sorprendentes de los últimos años. Más de 700 figuras, de las que 160 son representaciones de personajes con un valor "incalculable", se distribuyen en tres islas grandes islas por las que fluyen ríos y cascadas que van a parar al estanque que se ha habilitado en una plataforma de 215 metros cuadrados con 30 bombas que mueven el circuito cerrado. La Asociación de Belenistas de Madrid, que ha sido la encargada de diseñar y construir el Nacimiento, ha querido convertir al agua en uno de los elementos principales del montaje porque es fuente de vida y simboliza la regeneración.

El Belén representa diferentes escenas de la vida de Jesús: desde la Anunciación hasta la huida a Egipto pasando por el Nacimiento y la Adoración. "Se representan en tres islas emergentes que a nosotros nos gusta llamar 'el renacimiento", señala José Francisco Serrano, el maestro detrás del Belén. "Es el renacimiento después de todo lo que hemos pasado con la pandemia y mandar un mensaje de que se puede salir adelante, de que siempre hay esperanza, a la gente que lo ha pasado mal y que ha perdido algún familiar", señala Serrano. 

Desde el pasado enero, un equipo de 30 personas de la asociación de belenistas ha estado trabajando sin descanso en la fabricación de piezas, casas, decorados... El montaje en Sol se ha extendido a lo largo de tres días, en jornadas de 9.00 a 20.00 horas, con un grupo de alrededor de 20 personas. 

José Francisco Serrano explica que fue hace dos años cuando imaginó el Nacimiento tal y como se ha inaugurado. El estallido de la pandemia retrasó su materialización porque en el exterior de la Real Casa de Correos no podría haberse llevado a cabo este montaje con tres islas y el agua como elemento central.

La escena del Nacimiento se ha colocado a los pies de un olivo de unos dos metros de alto que simboliza el árbol de la vida. El tronco se ha reproducido, pero las ramas son auténticas: se han traído directamente de un olivar de la provincia de Toledo. Las figuras de María y José sorprenden por su expresividad y porque la Virgen no lleva velo.

En el belén se ha representado un viñedo y escenas de la vendimia, la siega de un trigal, pastores conduciendo sus rebaños, un labrador sacando agua de un pozo... las escenas costumbristas son numerosas. En el capítulo de edificaciones, se han representado viviendas, posadas, un castillo, cuevas...  

"Esta tradición de cada año es mucho más que una simple tradición. La Navidad y el Belén ponen de manifiesto la actualidad de este compromiso con la verdad, la libertad y el amor que debe guiar toda vida digna", ha afirmado Isabel Díaz Ayuso durante la inauguración del Belén. 

Eugeni Barandalla, presidente de la Asociación de Belenistas de Madrid, ha destacado que en el Nacimiento de Sol se han representado figuras madrileñas, andaluzas, murcianas o catalanas y ha insistido en el mensaje de renacimiento que han querido transmitir. "(Es el mensaje) de la esperanza como motor vital y luz que ayuda a superar las dificultades y circunstancias más adversas de los últimos años", ha apuntado. En el Belén hay figuras de los maestros José Luis Mayo, Daniel Alcántara y Monserrat Ribes y también de la Escuela Murciana.

Inauguración del Belén de Sol con la presidenta Isabel Díaz Ayuso y Eugeni Barandalla, presidente de la Asociación de Belenistas de Madrid.
Inauguración del Belén de Sol con la presidenta Isabel Díaz Ayuso y Eugeni Barandalla, presidente de la Asociación de Belenistas de Madrid.
Comunidad de Madrid

Más días de apertura al público

El regreso al interior de la Real Casa de Correos no es la única novedad que trae en 2021 el Belén de Sol. Este año se ha adelantado hasta 12 días la apertura al público y es que desde este mismo lunes, y hasta el próximo 9 de enero, ya se puede visitar el Nacimiento. 

La entrada es gratuita y los horarios de apertura que ha fijado el Ejecutivo regional son: 

- 29 de noviembre, de 14.00 a 22.00 horas. 

- Del 30 de noviembre al 9 de enero, de 10.00 a 22.00 h. 

- 3 de diciembre de 12.30 a 22.00 horas.

- 24 y 31 de diciembre y 5 de enero de 10.00 a 18.00 horas. 

- 25 de diciembre y 1 de enero, cerrado. 

Se espera que más de 100.000 personas pasen por el Belén de Sol durante las fiestas navideñas, ya que el año pasado, en una Navidad marcada por la Covid-19, fueron 110.000 los visitantes, mientras que en 2019 ascendieron a más de 120.000.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento