Un anciano de 74 años ha muerto por un golpe de calor en Gran Canaria, isla en que estos días registra temperaturas máximas de 42 grados.

Un anciano de 97 años y una mujer de 73 han sido ingresados

El fallecimiento de este hombre se ha producido al verse agravadas las patologías crónicas que padecía, según informó este viernes la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

A causa de las altas temperaturas que sufre Gran Canaria también un anciano de 97 años y una mujer de 73 han tenido que ser ingresados en centros sanitarios de Gran Canaria, aunque su evolución es favorable.

También continúa estable el joven ingresado este jueves en un hospital de Tenerife por un golpe de calor que sufrió tras permanecer una jornada trabajando al aire libre en horas de máximo calor.