Mejorar la situación de pediatras itinerantes y contratos atractivos, deberes para la especialidad en Atención Primaria

Los pediatras gallegos piden que se les escuche "de verdad" para mejorar la situación de esta especialidad en Atención Primaria, para lo que reivindican cambios en la itinerancia, concentrando la actividad en un centro y que "se desplacen los pacientes y no el médico" cuando sea posible, así como ofrecer condiciones más atractivas para que los que están en formación opten por este nivel asistencial en vez de Atención Hospitalaria.
Mejorar la situación de pediatras itinerantes y contratos atractivos, deberes para la especialidad en Atención Primaria
Mejorar la situación de pediatras itinerantes y contratos atractivos, deberes para la especialidad en Atención Primaria
20M EP

Especialistas consultados por Europa Press han admitido, en general, que faltan profesionales para cubrir las plazas de Pediatría, como sucede con los Médicos de Familia, al tiempo que han reivindicado mejoras en sus condiciones de trabajo para mejorar la calidad asistencial y optar por la cobertura de estas plazas vacantes.

Por una parte, una pediatra de un centro rural de la provincia de Pontevedra con 21 años de ejercicio, de los cuales 12 ha trabajado como itinerante en cuatro centros de salud próximos con un cupo de mil niños, ha asegurado que esos desplazamientos "eran evitables" por tratarse de "sitios cercanos", por lo que aboga por "centralizar algunas plazas sin llegar al extremo de eliminar todas las del rural".

Con ella coincide otra pediatra que ejerce en el rural de la provincia de A Coruña, que también divide su actividad en varios centros de salud. Así, defienden "moverse menos para estar en centros bien dotados de medios y con apoyo de Enfermería Pediátrica".

En concreto, apuestan por "no tener al médico de un lado a otro", para cubrir varios centros de salud situados a "diez minutos" en algunos casos porque al estar "acostumbrados" a su material y sala por lo que "te trastoca" el cambio de instalaciones. "No tiene mucho sentido", lamentan, para admitir que "Galicia tiene una población muy dispersa" y que están "mal distribuidos los pediatras".

Por tanto, defienden "tener un mínimo de calidad en los centros" para atender a los pacientes menores. Por ello, demandan que les escuchen "de verdad" los gestores sanitarios, para evitar situaciones como desplazamientos de "siete minutos" entre dos consultorios y centralizar la asistencia en el que está mejor dotado.

Por su parte, los pediatras en formación reivindican condiciones más atractivas para optar por ejercer en la Atención Primaria. Así, la residente de segundo año Laura Arias, que en la actualidad ejerce en el Hospital Álvaro Cunqueiro, ha manifestado a Europa Press que diariamente puede ver a entre cien y 200 niños, mientras que en plena pandemia se reducían a "40 ó 50".

En cuanto a la actividad en Primaria, ha señalado que se trata de "cupos de niños sanos", es decir, que la asistencia se centra más en controles de salud. "Nos formamos para ver al niño sano y al enfermo", ha detallado. "Lo que más preocupa los primeros años en Atención Primaria es que la formación está un poco mermada, por eso no suele gustar", ha abundado.

En este sentido, la doctora Arias ha comentado que ve como sus compañeros "al principio prefieren el hospital y luego, al ser más mayores, la Atención Primaria" que, ha matizado, supone una actividad "más relajada".

Preguntada sobre qué consideran los pediatras en formación necesario para optar por cubrir plazas de Atención Primaria, esta residente ha insistido en tres aspectos: "librar tras las guardias, que haya enfermería especializada en Pediatría y que los cupos sean adecuados" porque en la actualidad, sostiene, "a efectos de trabajo no es atractiva".

Sobre todo, considera importante poder "descansar" tras hacer una jornada laboral y cubrir una guardia que pueden suponer "17 horas" seguidas. "Tener un cupo de 1.600 (pacientes) y no poder librar tras las guardias, no apetece", ha advertido.

AGENDAS DE CALIDAD

Otro de los aspectos en los que inciden en el marco de la reforma de la Atención Primaria en Galicia estos profesionales es poder "gestionar cada uno" su agenda de pacientes. "Cada profesional sabe mejor que nadie las necesidades de nuestro cupo y centro", sostienen.

En relación a la atención telefónica y presencial, una de las pediatras que asiste en un centro rural no ve necesario establecer porcentajes. En cuanto a la primera, que centralizó la asistencia durante los primeros meses de la pandemia, consideran que se trata de "una herramienta estupenda si la usas bien".

Así, estos profesionales consideran que si los "escuchasen de verdad" ganarían "mucho" en cuanto a mejorar la gestión en la Atención Primaria, al tiempo que defienden que se organice con "criterios sanitarios y no políticos" para "dar calidad y calidez a la asistencia". "En 12 años de itinerancia no se me escuchó", ha lamentado una profesional con más de dos décadas en ejercicio atendiendo niños.

EDUCACIÓN

Por su parte, para la doctora Laura Arias "falta mucha educación en la familia" a la hora de saber cuándo acudir al médico con los niños, para evitar la "sobrecarga" los servicios asistenciales.

La falta de pediatras en algunos centros de Atención Primaria en Galicia lleva en algunos casos a que la asistencia la realice un médico de familia. Al respecto, el doctor Javier López Rosell, que ejerce en la actualidad en este nivel asistencial, ha explicado a Europa Press que ha tenido que atender a niños en el ejercicio de su profesión.

Al respecto, ha resaltado que los médicos de familia tienen formación en Pediatría y, además, entre los servicios en los que se forman y hacen guardias se incluye la atención pediátrica. Asimismo, ha subrayado que en países de Europa la asistencia a los niños "la hacen médicos de familia".

"En España es atípico", ha afirmado, en relación a que sean pediatras los que atiendan a la población infantil a diferencia de lo que sucede en parte de Europa. Así, ha recordado que ello "se decidió hace años porque había exceso de pediatras".

No obstante, ha señalado que "exceso ya no hay" de estos profesionales, por lo que médicos de familia tienen que ejercer esa atención pediátrica en ocasiones porque "hay muchos cupos sin cubrir" por falta de facultativos.

El doctor López Rosell ha explicado que "la formación en Pediatría es muy hospitalocéntrica", centrada en la "atención al niño más grave", mientras que en Atención Primaria "se centra en patología común", con los "controles del niño sano".

Con todo, los pediatras garantizan la asistencia, presencial para los que "necesiten ir" al centro de salud y telefónica para el que lo requiera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento