Radiografía de la producción de marihuana en España: así son las mafias y sus lugares de procedencia

Marihuana
Grupos criminales extranjeros llevan años asentándose en España para producir y exportar marihuana.
Carlos G. Kindelan

Grupos criminales extranjeros llevan años asentándose en España para producir y exportar marihuana, atraídos por las condiciones que hacen de este país un paraíso para hacer negocio con esta droga. Con la voluntad de conocer con mayor profundidad cuál es su perfil y cómo funcionan, 20 Minutos se ha entrevistado con un Comandante del Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico (CRAIN) de la Guardia Civil -cuyo nombre prefiere no hacer público-, y con el inspector Ramón Chacón, jefe de la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos d’Esquadra.

Países de procedencia

El asentamiento de grupos criminales extranjeros para producir y exportar marihuana en España comenzó hace entre 10 y 15 años, concretamente en Cataluña, aunque ya se ha extendido por todo el país. Los primeros en llegar en masa fueron los serbios, y se dedicaban al negocio de los clubes cannábicos. Les siguieron narcotraficantes de muchas otras nacionalidades, que inicialmente se dedicaban a las plantaciones exteriores -'outdoor'-. 

Hoy los tenemos de toda Europa y China, y se dedican sobre todo a las plantaciones interiores -'indoor'-. "Ellos no tienen fronteras", señalan desde Mossos d'Esquadra, que aseguran que en un mismo operativo contra la marihuana pueden detener a personas de diez nacionalidades distintas. 

Ahora, la mayoría de traficantes provienen de Albania -entorno al 60%, según datos de Mossos-. Pero los hay de todas partes: Polonia, Alemania, Francia Inglaterra, Croacia… Eso sí, apuntan que los más violentos son los que provienen de Suecia, por ser “los que más homicidios están generando”.

Estilo de vida

Según han precisado desde Guardia Civil a 20 Minutos, los líderes de las organizaciones más poderosas viven en muchas ocasiones en "urbanizaciones de lujo, donde no destacan por encima de los demás por llevar ese ritmo de vida". Esto ocurre, por ejemplo, con los que se instalan en la Costa del Sol. 

"Mueven mucho dinero, y cuando han desmantelado organizaciones se han encontrado vehículos de alta gama", precisan. Sobre el aspecto físico, añaden: "Suelen vestir bien".

También se han encontrado excepciones. Por ejemplo, se han visto capos de clanes chinos ya desmantelados que no vivían en mansiones, ni tenían coches de lujo. Llevaban vidas aparentemente austeras, aunque facturasen millones de euros al año.

Un detenido en el marco de un operativo de Mossos contra el cultivo y tráfico de marihuana en Miami Platja (Tarragona).
Un detenido en el marco de un operativo de Mossos contra el cultivo y tráfico de marihuana en Miami Platja (Tarragona).
MOSSOS D'ESQUADRA

Cómo funcionan

A pesar de la variedad de nacionalidades, a nivel general las plantaciones funcionan de forma muy similar, y también han evolucionado de forma parecida. Los cuerpos policiales están notando que las mafias están "profesionalizando" todo el cultivo para darle un alto rendimiento, y que las plantaciones tienen un "alto grado de sofisticación y tecnificación".

De hecho, existen incluso plantaciones robóticas, con las que llegan a controlar a distancia el sistema de riego, la temperatura y la humedad de las plantaciones ‘indoor’.

Además, tienen a personas con conocimiento de la materia que se encargan del mantenimiento de la plantación, y trabajan de forma que siempre tienen plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento, para tener siempre cogollos listos para vender. Esto se traduce en una alta rentabilidad y un gran beneficio económico. 

Cogollos intervenidos por los Mossos d'Esquadra en una plantación de Argentona (Barcelona).
Cogollos intervenidos por los Mossos d'Esquadra en una plantación de Argentona (Barcelona).
MOSSOS D'ESQUADRA

Asimismo, se está viendo que los grupos "manipulan genéticamente las plantas para que tengan un mayor porcentaje de THC" (la sustancia responsable de los efectos psicoactivos del cannabis), han explicado desde la Guardia Civil a este diario. Esto también se traduce en un mayor perjuicio en la salud de quienes consumen.

Asimismo, como las plantaciones interiores requieren de una gran cantidad de energía eléctrica, a menudo tienen la luz pinchada. También es común que okupen las naves industriales donde producen para no pagar el alquiler. De este modo, pueden fabricar el cannabis a un precio muy competitivo.

Armas de fuego

Cuando ya tienen la plantación montada, también se ven con la necesidad de protegerla. Y es que las diferentes organizaciones están constantemente robándose la mercancía. Para evitar estos narcoasaltos -también llamados ‘vuelcos’-: las mafias colocan a una o dos personas para que se encarguen de vigilar las 24 horas las plantaciones, y les proveen de armas de fuego, ya que los asaltantes suelen ser grupos de cinco a 15 personas.

Esto está haciendo que se dispare la entrada de armas de fuego de forma “alarmante” a España y que se incrementen el número de homicidios causados directa o indirectamente por el tráfico de marihuana. 

Armas largas, pistolas y dinero en efectivo decomisado a una organización criminal dedicada a la producción de marihuana.
Armas largas, pistolas y dinero en efectivo decomisado a una organización criminal dedicada a la producción de marihuana.
MOSSOS D'ESQUADRA

Tráfico de seres humanos

Aunque a nivel general las organizaciones funcionan de forma muy parecida, la que más se diferencian del resto es la mafia china, ha informado la policía catalana. Ellos tienen la “particularidad” de que también trafican con seres humanos: traen a ciudadanos China o de Vietnam engañados, les quitan el pasaporte y les tienen como esclavos cultivando marihuana dentro de las naves, sin poder salir.

De hecho, hace unos meses los agentes llegaron a encontrar a un esclavo chino que no tenía conocimiento de la pandemia de la Covid-19, porque hacía más de un año que no salía de la nave industrial donde estaba esclavizado. Fue en el marco de la ‘operación Breda’, el golpe a la mayor red china de tráfico de marihuana en España. Cuando los Mossos liberaron a aquél hombre, la víctima preguntó a los agentes por qué todos llevaban mascarilla. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento