El Ayuntamiento de Alburquerque celebra de nuevo pleno ordinario tras no convocarse desde julio marcado por la tensión

La Corporación Municipal de Alburquerque (Badajoz) ha vuelto a celebrar este jueves un pleno ordinario que no tenía lugar desde el pasado mes de julio, y que ha estado marcado por la tensión entre la oposición y la alcaldesa, Marisa Murillo, las ausencias de los concejales que han renunciado a sus actas y la toma de posesión de dos nuevos ediles.
El Ayuntamiento de Alburquerque celebra de nuevo pleno ordinario tras no convocarse desde julio marcado por la tensión
El Ayuntamiento de Alburquerque celebra de nuevo pleno ordinario tras no convocarse desde julio marcado por la tensión
20M EP

Así, este pleno ha sido celebrado a puerta cerrada y no se ha permitido la entrada de vecinos, solo de medios de comunicación, por lo que en el transcurso del mismo se ha podido escuchar a vecinos pedir la "dimisión" de la alcaldesa desde las puertas del consistorio donde se ha reunido un grupo de ellos.

El pleno ha transcurrido con tensión entre la alcaldesa y los tres ediles que la apoyan y que actualmente están en el grupo de no adscritos y los grupos de la oposición formados por Independientes por Alburquerque (Ipal) y el único concejal que se mantiene en el PSOE y que ha pasado a la oposición ya que este partido expulsó a la primera edil por la situación que atraviesa la localidad.

Entre otros asuntos, la oposición ha preguntado a la alcaldesa por la situación de impagos que se está produciendo por parte del ayuntamiento pero Murillo ha rehusado contestar a las preguntas de los mismos y tras agotar los puntos del orden del día ha dado por concluida la sesión.

"CADA DÍA QUE PASA LA AGONÍA ES MÁS FUERTE"

Así, en declaraciones a los medios tras la celebración de este pleno, el único concejal del PSOE que se mantiene en el consistorio y que ahora forma parte de la oposición, Juan Carlos Prieto, ha subrayado que los dos nuevos concejales que pertenecían a la lista del PSOE al ayuntamiento ya "no forman parte" de este partido y son no adscrito al decidir su apoyo a la alcaldesa y ubicarse en las sillas del equipo de gobierno.

Prieto ha recordado que el PSOE había "recomendado" a estos concejales que no tomasen posesión de las actas y "presentasen su renuncia" pero ha evidenciado que "estaban en su derecho" de hacerlo aunque le "sorprende un poco dada la situación" que se vive en el ayuntamiento.

"Que se presenten complica más las cosas y alarga más los procesos", ha destacado al tiempo que ha lamentado que le "gustaría que esto pasase mucho más rápido porque cada día que pasa la agonía es más fuerte y más intensa". A este respecto, ha detallado que buscan "resolver" esta situación "desde el pleno", haciendo que la actual alcaldesa no tenga los apoyos suficientes y provocar la disolución. Cabe destacar que una tercera concejal de la lista del PSOE que estaba convocada hoy para tomar posesión no ha acudido al pleno.

PLENO "DE PURO TRÁMITE"

Por su parte, el portavoz de IPAL, Manuel Gutiérrez, ha lamentado que el pleno de este jueves está "en la línea" de los que se vienen celebrando que son "de puro trámite" ya que había "cuestiones muy importantes" como la renuncia de algunos concejales y la toma de posesión de otros.

"También es muy importante cuando venimos a fiscalizar la gestión del ayuntamiento, de la alcaldesa y, como habéis visto, traemos numerosas preguntas, numerosas incógnitas que tenemos que despejar y lo que ha hecho hoy la alcaldesa de no responder a nada es lo que hace siempre", ha manifestado.

Por ello, ha subrayado que "esto es un caos total" y que el ayuntamiento "está en estos momentos totalmente paralizado" así como que la situación económica "bloquea cualquier iniciativa" para "poner esto otra vez en marcha".

A este respecto, Gutiérrez ha afirmado que no pueden salir "solos" de esta situación y ha explicado que su "intención" es que esta situación "acabe cuanto antes" para llegar a una "disolución inmediata" del consistorio y que una gestora "interpuesta" por la Diputación de Badajoz "se haga cargo de las riendas" y "se ponga todo un poco en orden".

De este modo, ha detallado que esperaban que los concejales que han tomado posesión hoy "renunciaran" como han hecho otros compañeros de lista y les ha preguntado "¿Para qué?" han accedido al cargo.

"Necesitamos que haya un cambio de personas, de comportamientos, que podamos llegar a acuerdos con aquellas personas y entidades que nos puedan ayudar", ha subrayado al tiempo que ha añadido que "la solución es muy difícil y necesitamos ayuda y los mismos que han provocado la situación, lógicamente no pueden ser de ninguna manera los que van a resolver el desastre que han provocado".

EL PP PIDE AL PSOE ACTUAR

Por otra parte, el vicesecretario de Organización del PP extremeño, Juan Parejo,junto al candidato a la alcaldía por el PP a este municipio, Luis Paniagua, han acudido a Alburquerque a "respaldar" a los trabajadores municipales y a los vecinos en general antes de la celebración de este pleno al que no han podido entrar al ser a puerta cerrada.

Parejo ha manifestado que están "francamente preocupados" por lo que se está viviendo en Alburquerque que es "un caso insólito" y un "esperpento" ya que está sucediendo "una crisis política, una crisis social y una crisis económica" ya que el ayuntamiento tiene una deuda de "más de 15 millones de euros" y se debe a los trabajadores "dos millones de euros" de sus nóminas.

Por ello, ha pedido al PSOE que coja "el toro por los cuernos" ante la situación "de escándalo" ya que gobierna en la Diputación de Badajoz, la Junta de Extremadura, la Delegación del Gobierno o el Gobierno central. "El PSOE no se puede poner de perfil ante esta situación que está atentando contra la integridad de más de 200 familias de trabajadores de este municipio", ha espetado.

Finalmente, Juan Parejo ha dicho que tanto la alcaldesa como su asesor y exalcalde de la localidad Ángel Vadillo están "vulnerando derechos constitucionales" al restringir el acceso al pleno celebrado este jueves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento