Un Calixto Bieito recién premiado pone en escena el último montaje en estreno del festival Grec, Don Carlos, el drama estelar y rodeado de controversia de Friedrich von Schiller. Esta ópera saca a relucir los últimos 25 años de la historia de España.

Esta ópera saca a relucir los últimos 25 años de la historia de España

El anfiteatro del Grec acoge desde el viernes al 2 de agosto este drama, que se instalará en el Teatro Valle-Inclán de Madrid durante la próxima temporada del Centro Dramático Nacional.

Don Carlos se subtitula Cuitas y pesares de una familia católica española que sueña con unas realezas del pasado y unas miserias del presente. Bieito habla de los tres pilares de la cultura española de antaño: familia, Estado e Iglesia. Y también habla de política.

Hay referencias a frases que se repetían en los discursos franquistas, como «españoles» o «hasta aquí hemos llegado». Schiller definía su obra como «un poema dramático» sobre la leyenda en torno a la muerte del príncipe Carlos y sus supuestos amores con Isabel de Valois, la esposa del padre del príncipe Carlos, Felipe II, un monarca despótico.