Los vecinos de la pareja asesinada en la urbanización Ca n'Amat de Abrera (Barcelona), donde el miércoles se descubrieron sus cuerpos descuartizados en el interior de un frigorífico, han afirmado que el hermano ha "desaparecido" con su pareja y se han llevado los coches e incluso sus perros.

Una vecina, María, ha afirmado que en el vecindario sospechan que el hermano mayor "culpa tiene o que algo sabe" de lo sucedido, ya que de lo contrario, hubiera "esperado a ver qué ha pasado".

Hace dos meses se mudaron también a la vivienda las dos víctimas

La mujer ha explicado que desde hace días los amigos de las víctimas "los buscaban", y que fue el hermano mayor del joven asesinado quien les dijo que la pareja "estaba de vacaciones".

La misma vecina ha comentado que los padres de los hermanos están divorciados y que en la familia había un poco de "desorden". Respecto al hombre de 30 años asesinado, ha relatdo que a él y sus dos hermanos "los conoce desde que eran críos".

El suceso tuvo lugar en una casa de dos plantas situada en una zona residencial alejada del núcleo urbano. La vivienda era propiedad del padre de los fallecidos, y desde hace unos años vivía en ella el hijo mayor de la pareja. Hace dos meses se mudaron también a la vivienda las dos víctimas, ya que la mujer, de nacionalidad china, estaba embarazada, según afirmaron algunos vecinos.