Subida del salario mínimo, legalización del cannabis o más viviendas: qué hará el Gobierno semáforo en Alemania

  • Socialdemócratas, verdes y liberales acuerdan un programa ambicioso que une las demandas de los tres partidos.
  • El primer Gobierno pos Merkel reparte las carteras con Scholz como canciller y 'moderador' del tripartito.
  • No se incluyen en el pacto cambios como la regulación del alquiler.
El nuevo Gobierno tripartito en Alemania.
El nuevo Gobierno tripartito en Alemania.
EFE

Alemania va a estrenar un nuevo Gobierno: el primero de la era pos Merkel y el primero tripartito en la historia reciente. El socialdemócrata Olaf Scholz liderará un Ejecutivo semáforo formado junto a los Verdes y los liberales del FDP tras un acuerdo alcanzado y comunicado este miércoles, que llega tras unas conversaciones que se han alargado dos meses desde las elecciones del pasado 26 de septiembre. En 22 grupos de trabajo los tres partidos han cerrado un pacto de 178 páginas en el que se recogen muchas medidas para el corto, medio y largo plazo en el país germano. Pero, ¿cuáles son realmente las claves de la coalición?

En cuanto al reparto de ministerios, es bastante equitativo teniendo en cuenta el peso de cada partido, con el SPD como primera fuerza en las pasadas elecciones, los Verdes terceros y el FDP cuarto. Los socialdemócratas se quedan con la Cancillería, Interior, Defensa, Vivienda, Trabajo, Salud y Desarrollo. Para los Verdes va Exteriores, Economía y clima, Familia, Medio Ambiente y Agricultura. Y además suman la Vicecancillería. Y en manos del FDP se quedan Finanzas, Justicia, Transporte y Educación. Asimismo, los Verdes tienen el poder para nombrar al próximo comisario europeo alemán, siempre que no repita un presidente o presidenta de la Comisión.

Subida del salario mínimo y voto a los 16

El SPD vuelve al Gobierno 16 años después. Lo abandonó en 2005 para dar paso a Angela Merkel y a la CDU, pero ahora en su regreso quiere introducir medidas de calado, sobre todo para los jóvenes, que se han despegado en los últimos años de la política. El FDP y los Verdes son además las formaciones preferidas de las nuevas generaciones. Por eso una de las medidas que se incluyen en el acuerdo de Gobierno es la rebaja de la edad mínima para votar a los 16 años, algo que ya se ha planteado en otros países de Europa. Alemania da el paso y lo pone negro sobre blanco.

Por otro lado, con un mercado laboral fuerte y con una de las tasas de paro más bajas de la UE el país germano quiere contar con políticas de empleo potentes: por ahí pasa la subida del salario mínimo, que era una de las medidas más exigidas a los partidos de izquierdas y que los liberales también han apoyado desde la campaña electoral. Pasará de 9,40 euros por hora a 12 euros por hora. Además, el FDP ha insistido en activar nuevas iniciativas a nivel financiero y Scholz ha recogido el guante: "Será la legislatura de las inversiones", aseguró junto a sus compañeros de Gobierno.

Más viviendas y neutralidad climática en 2045

El tema de la vivienda era una de las grandes apuestas del SPD durante la campaña y se harán cargo de hecho de ese ministerio. La idea es construir 400.000 nuevas viviendas a lo largo de los próximos años y así se recoge en el acuerdo. De nuevo, es otro tema bastante transversal a las tres formaciones y que no ha supuesto mucha fricción en los dos meses que han durado las negociaciones.

¿Y en cuanto al clima? Ahí los Verdes son quienes llevan la voz cantante y han arrancado dos objetivos interesantes: alcanzar el 80% de energías renovables en 2030 y la neutralidad climática en 2045. Se mantiene, en este sentido, una importante apuesta por el coche eléctrico y se recogen numerosas medidas para que Alemania avance también en materia de digitalización, que es una de las grandes asignaturas pendientes del país.

Legalización del cannabis e inversión en I+D+I

Otra medida que puede ser controvertida en otros países pero que en el caso de la coalición semáforo goza de consenso es la legalización del cannabis, que es otro de los compromisos recogidos en el pacto. A falta de saber las condiciones bajo las que se dará este paso, los liberales ya lo han celebrado en redes sociales utilizando el emoticono del brócoli. Fue un punto que se defendió con bastante tino durante la campaña electoral, con la oposición o la tibieza de los democristianos.

Por otro lado, el nuevo Gobierno se compromete a destinar durante esta legislatura el 3,5% del PIB a investigación y desarrollo, conscientes de que el país -y Europa en general- ha entrado en una nueva fase de reindustrialización. Ese paso era una de las exigencias de los liberales, pero respaldado también por las otras dos patas del Ejecutivo. A estas propuestas hay que añadir que la coalición reducirá las trabas para obtener la doble nacionalidad. Consideran que el envejecimiento de la población puede frenarse de forma efectiva con la migración y ahora la exigencia pasará a estar en 3 años de residencia en el país para lograr la nacionalidad alemana.

Política exterior... con un ojo en Rusia y China

La política exterior y el papel de Alemania en la UE son otras de las claves. En el acuerdo se recoge que el tripartito quiere tener una relación "estable" con Rusia, pero está previsto que el discurso sea más duro con Moscú y Pekín respecto al que se veía en la era Merkel. La combinación de los Verdes con los liberales lleva al Gobierno a querer controlar el déficit pero al mismo tiempo puede apostar por mantener las políticas expansivas que se están tomando a nivel de la Unión a raíz de la pandemia del coronavirus.

¿Qué falta? No hay regulación de los alquileres

Es casi tan importante lo que se recoge en el acuerdo como lo que la coalición semáforo deja fuera del mismo. En este sentido, no habrá en Alemania una regulación de los alquileres como tal, a pesar de los pasos dados en algunas ciudades, como Berlín, donde sí se han tomado medidas. Más allá de esto, los partidos se han comprometido a no subir los impuestos y a no tocar las pensiones. Además, la ayuda social ahora se dará como una especie de renta básica y se reduce la burocracia. Medidas de consenso para un Gobierno tripartito que tiene cuatro años por delante para demostrar si es solo un experimento o la fórmula puede tener más recorrido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento