Diseñan un avión comercial eléctrico para 100 personas con 10 motores de helice en sus alas

Diseño del avión eléctrico de alcance regional.
Diseño del avión eléctrico de alcance regional.
DLR

La agencia espacial alemana DLR ha presentado el diseño final de un avión eléctrico de alcance regional que utiliza 10 motores de hélice en sus alas y que estará disponible con una capacidad para 100 personas. Junto con Airbus, Rolls-Royce y Bauhaus Luftfahrt eV, la agencia ha investigado cómo desarrollar  un sistema general de un avión híbrido-eléctrico de corta distancia.

El objetivo de DLR con este avión es desarrollar tecnologías más respetuosas con el medioambiente en el transporte aéreo y, por ello, los esfuerzos se enfocan en nuevas configuraciones de aeronaves que puedan operar comercialmente reduciendo las emisiones y la contaminación acústica.

¿Cuál es el objetivo del diseño de este avión?

Para ello, el diseño de este avión está basado en unidades de propulsión distribuidas en alas. "Con esta tecnología, el sistema de propulsión se distribuye por toda la envergadura de las alas, lo que conduce a un flujo de aire más eficiente alrededor de la aeronave", explican en un comunicado oficial

¿Y cuáles serían las ventajas? "En los aviones regionales convencionales, las alas suelen estar sobredimensionadas para lograr un buen rendimiento durante el despegue y el aterrizaje", detalla Martin Hepperle del DLR Institute of Aerodynamics and Flow Technology. Estas aeronaves tienen un consumo de energía "excesivamente alto durante el vuelo en crucero".

Así, las simulaciones muestran que los sistemas de propulsión eléctrica permiten que el empuje se distribuya entre múltiples hélices de menor tamaño. "Cuando el flujo de aire de estos pasa sobre el ala, proporciona una mayor sustentación y una aerodinámica más eficiente".

Los creadores de la aeronave seleccionaron y evaluaron un concepto con turbogeneradores en el fuselaje y 10 motores eléctricos a lo largo del borde del ala como la mejor solución entre las diversas configuraciones posibles. "La disposición especial de las hélices nos permite compensar las desventajas de peso del sistema de propulsión híbrido-eléctrico", añade Hepperle.

Por otro lado, los expertos pudieron diseñar un estabilizador vertical para que fuera más pequeño, más liviano y con una menor resistencia. "Este concepto puede incluso compensar el fallo de dos motores eléctricos; por lo tanto, también ofrece una mayor confiabilidad operativa", indica. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento