Vidas en temporalidad: "Te ofrecen tres o cuatro horas, con eso no llego a la jubilación"

España es, actualmente, el segundo país con un mayor porcentaje de trabajadores temporales de toda la Unión Europea: un 25,2%.
España es, actualmente, el segundo país con un mayor porcentaje de trabajadores temporales de toda la Unión Europea: un 25,2%.
CEDIDA

El contrato más largo que ha tenido Amparo Ciges en toda su vida fue de tres años. Fue en los 90, cuando empezó a trabajar como camarera en un hotel. Desde entonces, ha ido encadenando contratos temporales como ayudante de cocina y limpiadora con periodos en el paro.

"No hay forma de que te hagan fija, vales para tu trabajo, te lo dicen, pero nada. Ahora voy a trabajar tres meses en una residencia. Antes estaba en el paro, me tiré un mes allí, luego un mes y medio allá… Claro que te duele, pero es lo que hay, porque los jefes de arriba y el Gobierno lo quieren así", declara Ciges.

Ahora, con 56 años, cada mes cotizado es un paso más cercano a una jubilación a la que no está nada segura de poder llegar si sigue con este ritmo de contratación. "Lo que te ofrecen, tres o cuatro horas, es muy poco para la jubilación. Con eso no llego", se lamenta. "Y si no te renuevan, para buscar un puesto de trabajo lo tienes crudo porque, con esta edad, ya no te contratan".

- ¿Y si te quedas sin nada?

- Cobraré el subsidio de 460 euros, algo tendré que hacer. Yo voy a trabajar ahora dos meses, pues dos meses que tengo parado el paro y vamos avanzando. Desde 1990 hasta ahora, así. Habré cotizado unos 25 años desde entonces.

España es, actualmente, el segundo país con un mayor porcentaje de trabajadores temporales de toda la Unión Europea: un 25,2%.
 
 

España es, actualmente, el segundo país con un mayor porcentaje de trabajadores temporales de toda la Unión Europea: un 25,2%, según los datos de Eurostat. La media de la UE se encuentra en 14,1%.

Esta altísima incidencia de la temporalidad se remonta a 1984, cuando, con una tasa de desempleo disparada por encima del 20% por primera vez, el Gobierno socialista de Felipe González aprobó la primera de toda una serie de reformas laborales destinada a desregular el mercado de trabajo español. La consecuencia fue un aumento fulgurante de la temporalidad desde un 15,6% en 1987 a un 35% en 1995.

La temporalidad como forma de vida

"Yo hasta los 31 o 32 no he tenido mi turno de trabajo estandarizado con días libres y vacaciones, vamos, yo vacaciones no las he olido en la vida hasta los 32", declara Vicky Martínez, una enfermera interina de 35 años de Elche, que encadenó contratos de sustitución hasta 2018.

Convertir la temporalidad en una situación permanente tiene consecuencias también para la vida personal de los trabajadores, siempre sometidos a una sensación de inestabilidad en todos los aspectos.

Vicky Hernández es una enfermera interina de 35 años.
Vicky Martínez es una enfermera interina de 35 años.
CEDIDA
"La vida personal es imposible porque te llaman de un día para otro y encima en días señalados, que son los que no quieren trabajar los fijos"

"Siempre te afecta a la vida personal porque te pasas todo el día pendiente del teléfono a que salga ese número super largo de centralita que ya sabes que es una oferta de trabajo", relata Martínez. "La vida personal es imposible porque te llaman de un día para otro y encima en días señalados, que son los que no quieren trabajar los fijos. Los amigos te lo aguantan todo, pero, a nivel familiar, es mucho más difícil que las parejas lo asuman de manera fácil, puede ser muy comprensiva, pero esto puede llegar a implicar muchas discusiones".

Mujeres jóvenes, las más afectadas

Esta modalidad de contratación se ha repartido de forma tremendamente desigual por franja de edad -se ha situado por encima del 60% entre los menores de 30 años- y es cinco puntos porcentuales superior entre las mujeres -27,8%- que entre los hombres -22,17%-.

Cristina Escobar, una gerocultora de 29 años, acaba de comenzar una nueva etapa en una residencia de Barcelona hace unos días con un contrato de sustitución por una baja laboral.

"Vas haciendo bajas, suplencias o vacaciones, con contratos de seis meses y tal hasta que te hacen fija, lo que pasa es que, ahora, te hacen los contratos de un año y a la calle y luego te vuelven a llamar. Ahora es así, ya no te hacen fija porque no les interesa", explica Escobar, que lleva 11 años trabajando como auxiliar en residencias.

La temporalidad se ha repartido de forma desigual por franja de edad y por sexo.
 
 

Sectores altamente feminizados como los cuidados, la limpieza o las actividades sanitarias y de servicios sociales se sitúan todos ellos por encima de la media en cuanto a temporalidad.

"Estás un año y luego, fuera, búscate otro sitio, empiezas en otro lado y, cuando estás ahí, te vuelven a llamar de lo anterior, no, es una inestabilidad", se lamenta Escobar. "Nunca me he podido plantear comprar una casa porque no sabes lo que te va a pasar".

Sectores sin una actividad estacional

Tradicionalmente, se ha culpado al alto peso en el PIB de sectores muy estacionales, como el turismo y la hostelería, de la alta temporalidad laboral en España. Sin embargo, otros sectores que no tienen una actividad estacional también tienen un porcentaje de empleo temporal superior a la media europea, denotando una arraigada cultura empresarial tendente a apoyarse en este tipo de contratación.

"Vivo en Madrid y necesito por defecto dos trabajos para vivir porque, si no, es imposible por las condiciones en la que nos encontramos en el telemarketing, en donde la inmensa mayoría de los trabajos son temporales", declara Fátima Márquez, una teleoperadora sevillana de 31 años residente en la capital.

"El problema principal es que los contratos temporales dan pie a utilizarse como una herramienta para terminar la relación laboral de una manera supuestamente justificada, pero en realidad están siendo un abuso para camuflar despidos", opina Márquez.

Ante esta acusación de abuso de la temporalidad defendida por los sindicatos, el Gobierno ha propuesto limitar el uso de los contratos temporales y establecer que las plantillas solo pudieran tener un máximo del 15% de trabajadores temporales, en el marco de la negociación de la nueva reforma laboral. Propuestas que han sido rechazadas de pleno por la patronal.

La temporalidad en la Administración pública

No toda la responsabilidad sobre la alta temporalidad española puede ser atribuida al sistema productivo y a la cultura empresarial. El propio Estado tiene una gran culpa como demuestra el hecho de que la Administración Pública tiene una temporalidad cercana al 30%, por encima incluso de la media del sector privado en su conjunto.

"El sentir es de desmotivación y decepción", declara Elena Ruiz, una profesora de secundaria interina de 45 años que lleva siete como temporal. "Si que es cierto que, al final, me gusta mi trabajo, pero, cuando te das cuenta, yo soy de Derecho, yo le explico a mis alumnos normas, leyes, la legalidad y comentamos en clase que, los primeros que no lo cumplen son ellos (las administraciones públicas)".

Elena Ruiz, una profesora de secundaria interina de 45 años que lleva siete como temporal.
Elena Ruiz, una profesora de secundaria interina de 45 años que lleva siete como temporal.
CEDIDA
"Yo soy de Derecho, yo le explico a mis alumnos normas, leyes, la legalidad y comentamos en clase que, los primeros que no lo cumplen son ellos"

El Gobierno aprobó, el pasado verano, un plan que tendrá que ser refrendado en el Congreso y que busca reducir la temporalidad en la Administración hasta un 8% y que contempla una regularización de los interinos que lleven más de tres años como tal mediante un concurso-oposición que estará abierto a todo el mudo que quiera presentarse.

Si bien los sindicatos se mostraron satisfechos, las plataformas de interinos ajenas a las centrales sindicales mayoritarias expresaron su rechazo y han convocado varias movilizaciones desde entonces.

Manuel Ramos es delegado de UGT e interino en el servicio de bomberos forestales de Canarias desde 2009.
Manuel Ramos es delegado de UGT e interino en el servicio de bomberos forestales de Canarias desde 2009.
CEDIDA
"Hay operativos de incendios en los que un 40% del personal es temporal, si todo va como se espera igual se reduce bastante esa temporalidad, esperemos que sea así"

Manuel Ramos es delegado de UGT e interino en el servicio de bomberos forestales de Canarias desde 2009. "Esa incertidumbre no es un buen cultivo a nivel familiar y a nivel laboral con tus compañeros, que siempre saben que estás ahí pendiente de un hilo", explica Ramos que, a pesar de todo, se muestra optimista con la reforma propuesta por el Gobierno.

"Con esta ley se prevé se prevé que se va a reducir muchísimo la temporalidad, en nuestro sector, hay operativos de incendios en los que un 40% del personal es temporal, si todo va como se espera igual se reduce bastante esa temporalidad, esperemos que sea así". 

REPORTAJES QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Si quieres contactar con 20minutos o realizar alguna denuncia o alguna corrección sobre algún tema, puedes enviarnos un mail a zona20@20minutos.es. También puedes suscribirte a las newsletters de 20minutos para recibir cada día las noticias más destacadas o la edición impresa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento