Alejandra Rubio quiere ser actriz: así es el afamado estudio donde da sus clases

Imagen de archivo de Alejandra Rubio.
La colaboradora Alejandra Rubio.
Jesus Briones/GTRES

Cuando uno siente la vocación nunca es tarde. Y menos cuando se es tan joven como Alejandra Rubio. La hija de Terelu Campos ha encontrado aquello a lo que siempre se ha querido dedicar y va a poner todo su empeño en sacarse adelante el nuevo propósito que tiene por delante. ¿Y cuál es este? Pues convertirse en actriz. 

Porque tras dejar sus estudios de Diseño de Moda, algo que no acabó de convencerla para su futuro, a pesar de sus más que demostradas dotes como influencer (no hay que olvidar que en Instagram acumula casi 250.000 seguidores, y subiendo),se ha decantado por hacer caso a su abuela, como explican desde el portal Outdoor de la web de Telecinco.

María Teresa Campos siempre ha alimentado el deseo de su nieta de triunfar delante de las cámaras y, si ya lo hace dentro de los platós de Mediaset, ahora se adentra en las clases del prestigioso estudio Juan Codina de Madrid para formarse en Interpretación.

"Tú lo que tienes que hacer es estudiar Arte Dramático", aseguró Carmen Borrego en Sálvame que era una frase que le ha dicho en más de una ocasión la veterana periodista de 80 años a Alejandra, que también ha demostrado dotes para otras disciplinas artísticas, como la pintura.

Porque todo aquel que entra en la escuela, sita en el barrio de Lavapiés madrileño, en la concurrida calle Argumosa, ha de hacerlo sin miedo. "La curiosidad ha salvado muchas vidas", se puede leer en la Carta al alumno que ha colgado el estudio en su página web.

De ahí que Alejandra comenzase su andadura el pasado 18 de octubre dispuesta a todo y muy ilusionada, un curso que el próximo 20 de diciembre acabará y del que espera salir con el sello de uno de las más afamadas escuelas de arte dramático de España.

La escuela en la que se ha matriculado Alejandro Rubio, de hecho, tiene entre las distintas elecciones posibles varias modalidades, en las que, dependiendo de la especialidad a la que cada alumno se apunte, se buscan objetivos concretos, aunque siempre partiendo de la base de las clases prácticas. 

Así, es posible realizar los cursos de postgrado, una modalidad regular que es de tres años así como estar atento para poder atender a sus entrenamientos y talleres puntuales, impartidos por reputados nombres de actores y actrices profesionales, como Carmen Machi o Hugo Silva.

De hecho, para desarrollar las aptitudes para la interpretación el estudio Juan Codina no solo basa su método en lo que presumiblemente cualquier escuela de arte dramático enseña, como es el trabajo vocal, la dicción o el dominio del cuerpo, sino que también organiza multitud de encuentros con escritores o visitas a museos y a otras obras para conocer el trabajo de otros creadores y el trabajo de otros artistas. 

Además, cuenta con profesores de la talla de Ismael Martínez (Quien a hierro mata), Rocío Muñoz-Cobo (Que Dios nos perdone), Fernando Soto (La casa de papel) o Raquel Pérez, quien ha sido coach de Belén Rueda, Verónica Echegui, Fernando Tejero, Malena Alterio, Miguel Ángel Muñoz, Marta Hazas o Eduardo Casanova, entre otros.

Carta a los Alumnos del Estudio Juan Codina.
Carta a los Alumnos del Estudio Juan Codina.
Estudio Juan Codina.

Según ha podido saber el periódico El español, Alejandra Rubio habría pagado una cantidad cercana a los 800 euros para pagar la matrícula de inicio al curso y, dependiendo de cómo se vea en estos dos meses, luego poder apuntarse a la modalidad de formación regular, lo cual le llevaría tres años, por lo que saldría dispuesta a comerse los escenarios de teatros o los sets de rodaje con 24 años.

De ser así, entraría a formar parte de un reducido grupo (17 estudiantes según aparece estipulado en la página web) y habría de abonar 340 euros al mes más otros 340 euros en concepto de matrícula. Supondría para la hija de Terelu unos horarios muy marcados de 15 horas a la semana, siendo el primer año obligatorio que sean de martes a jueves de 1630h a 21.30h, mientras que el segundo y el tercer año se abre la posibilidad a asistir por la mañana.

Además, los alumnos cuando acaban han de montar su propia obra de teatro, por lo que será el momento en el que Alejandra Rubio demostrará todo lo aprendido junto a sus compañeros y sus compañeras. ¿Y quién sabe? Puede que tras ello algún agente de castings se fije en ella más allá de su nombre para algún papel que le vaya como anillo al dedo y comience una fulgurante carrera en el mundillo. Desde luego, si algo ha demostrado la nieta de María Teresa Campos hasta ahora es que no le tiene miedo a nada y que aprende rápido. Y para muestra solo hay que ver cómo posa en las alfombras rojas. Quizá algún día esa misma alfombra puedan ser de los Premios Feroz, los Premios Max, el Zinemaldi o los Goya...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento