Reino Unido propone clasificar a pulpos, cangrejos y langostas como animales que sienten dolor y protegerlos por ley

Un pulpo en una imagen de archivo.
Un pulpo en una imagen de archivo.
Albert Kok / WIKIPEDIA

Reino Unido planea clasificar a pulpos, cangrejos y langostas como animales sintientes tras un informe de la London School of Economics. Este hecho podría provocar cambios en el trato y el sacrificio de los animales en el país, publica NbcNews

El gobierno británico trabaja en estos momentos en una reforma de las leyes de bienestar animal. Según un proyecto de ley que aún no ha sido aprobado, cefalópodos como calamares y pulpos y decápodos como langostas o cangrejos se encontrarían en el grupo de animales que son capaces de sentir dolor. 

El proyecto original solo admitía como animales sintientes a animales con columna vertebral. Esta ampliación se contempla por primera vez tras un informe de la London School of Economics, que ha destacado la capacidad de estos animales de sufrir dolor. 

La investigación consistió en 300 estudios en los que se vigilaba el comportamiento de los invertebrados. Algunos aspectos del estudio fueron si los animales son receptores de dolor, si tienen capacidad de aprendizaje o si reaccionan frente a los analgésicos. 

Jonathan Birch, investigador y profesor de la London School of Economics, afirmó para el medio mencionado antes que ''la balanza de las pruebas parecía inclinarse hacia la sintiencia. En el caso de los pulpos es muy fuerte. Y en los camarones la confianza es menor''

En el caso de los pulpos la capacidad de sentir dolor es fuerte, mientras que en el de los camarones la confianza es menor

Aunque los resultados del estudio no provocarán drásticas modificaciones en restaurantes y empresas de pesca, sí que podrían ayudar a confeccionar la política de bienestar animal en Reino Unido. 

Birch afirmó que en caso de aceptar a un animal como un ser sintiente, es necesario ''aplicar el tipo de principios que se aceptan para otros seres sensibles''. También considera que ''el sacrificio humanitario requiere entrenamiento''. 

No hervir o apalear a los animales

El informe también pedía a restaurantes y comercios no hervir langostas vivas sin antes haberlas aturdido, no vender decadópodos a manipuladores sin que estos tengan nociones sobre su manipulación y no quitarles las pinzas a los cangrejos. Sin embargo, no han indicado una manera comercialmente viable para matar cefalópodos como los pulpos. 

Se ha pedido, sin embargo, que no se les apalee, se les rebane el cerebro o que no se les asfixie en una bolsa de red. 

Este proyecto de ley pasará por el Parlamento británico, la Cámara de los Lores y, finalmente, la Cámara de los Comunes, tras lo cual será aprobado definitivamente. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento