El Ayuntamiento de Lleida repartió entre el 18 de junio y el 19 de julio un total de 666 tarjetas a temporeros de la fruta para que puedan recoger bolsas de comida, dejar sus cosas en consigna y ducharse, la mitad que el año pasado en el mismo período.

Según informó el consistorio a Europa Press, el año pasado eran 1.090 las personas atendidas. La media diaria de personas que atiende la oficina se sitúa en 32, por debajo de las 39 de la primera semana. Respecto a los servicios, las entidades colaboradoras han repartido 3.915 bolsas de comida y atendido a 2.072 servicios de ducha, 83 al día.

La mayoría son de las personas atendidas son origen africano, aunque también han recurrido a estos servicios 62 portugueses.