Shirley Temple
Imagen de un vaso de Shirley Temple DRY MARTINI

Viendo alguna de sus primeras películas, me la imagino subida a un taburete del Chasen Restaurant de Beverly Hills, tomando aquel cocktail sin alcohol que el barman le dedicó. Shirley no acostumbraba a faltar a la cita, al igual que la mayoría de las estrellas del Hollywood de los años 30, y como no, acababa siendo el centro de atención.

Este coctel ha evolucionado con los años y ahora se sirve en un vaso alto con hielo

Con escasos años nadie actúa, sencillamente es así, y Shirley era incompresiblemente madura, descarada y brillante. Stand up and cheer, Ahora y siempre o Little Miss Marker son algunos de los títulos que catapultaron a esta niña en su primer año como actriz. En 1934 firma con la 20 th Century Fox, destacando al lado de grandes figuras como Gary Cooper o Carole Lombard, interpretando papeles con innumerables números musicales.

Todo un prodigio para una niña que tan solo contaba con seis años de edad. El cocktail que hoy nos ocupa ha evolucionado con los años y actualmente se suele preparar directamente en un vaso alto con hielo añadiendo una cucharadita de granadina, unas gotas de zumo de limón y un Ginger-Ale. Lo removemos y decoramos con una rodaja de limón y una cereza roja.

*Dry Martini Cosmopólitan Bar.