Según explicó Atutxa, la oferta fue rechazada por el presidente del Congreso, al entender que sería "imposible" conformar esta comisión bilateral antes de que el pleno discuta la toma en consideración de la reforma estatutaria vasca, que esta misma mañana fue registrada por el presidente del Parlamento vasco en la Cámara Baja.

La comisión propuesta por Atutxa podría “trabajar para ir alisando el terreno”

Según Atutxa, esta comisión podría "trabajar para ir alisando el terreno y para que en ese primer debate de toma en consideración pudiéramos llegar quizá con las ideas un poco más claras o con mayor conocimiento respecto de lo que estamos hablando”. No obstante, reconoció que esa comisión no tendría capacidad para alterar el texto sino para "aproximar a las partes".

Como dijo ayer Ibarretxe, apuntó que "la voluntad de los vascos y vascas no va a ser obstaculizada o de alguna manera mediatizada por la voluntad del PSOE y del PP" y añadió que "queremos hablar y negociar" ya que "no somos de un talante impositivo".

Atutxa, quien a su llegada al Congreso fue recibido por un pequeño grupo de manifestantes identificados como miembros de "La Falange" que le llamaron "terrorista", "etarra" y "asesino", estuvo arropado por diputados y senadores del PNV, EA y EB.