Según informó un portavoz de la compañía ferroviaria, la suspensión de la circulación de trenes entre ambas estaciones no ha provocado incidentes adicionales y todo se desarrolla "con normalidad".

Renfe suspendió el tráfico en el llamado 'túnel de la risa' como medida de precaución, a instancias de las autoridades de protección civil. Este túnel canaliza la circulación de los trenes de las líneas C-7, C-10 y C-1 de Cercanías.

Según Renfe, algunas de estas circulaciones, en concreto las del corredor del Henares utilizarán rutas alternativas, pero otros finalizarán sus recorridos en las estaciones de Chamartín y Atocha.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, informó la mañana del sábado de que el tráfico rodado en superficie por la zona de Azca, así como tres líneas de metro (6, 8 y 10) y el tramo Atocha-Chamartín de Cercanías, estarán interrumpidos hasta que los técnicos garanticen que la estructura de la Torre Windsor es segura.