La mitad de los abusos sexuales a menores ocurren en la familia y solo se denuncia el 15% del total de casos

Gráfico: perfil de la víctima de abusos sexuales.
Gráfico: perfil de la víctima de abusos sexuales.
Henar de Pedro

Se estima que la mitad de víctimas totales de abuso sexual en España son menores. Pero ese dato es tan solo la punta del iceberg, pues aproximadamente sólo se denuncia el 15% de los casos. La situación es grave, y más si se tiene en cuenta que los espacios más comunes donde se producen, en casi un 50% de las veces, es en el entorno familiar. 

"Es un problema invisibilizado desde todos los ámbitos, tanto político como judicial, y tiene un efecto en ellos y ellas durante toda la vida", alertó el Director General de 'Save The Children', Andrés Conde, durante la presentación del análisis publicado este jueves por la ONG bajo el título 'Los abusos sexuales hacia la infancia en España'. 

Gráfico: perfil de la víctima de abusos sexuales.
Gráfico: perfil de la víctima de abusos sexuales.
Henar de Pedro

A través del análisis de 394 sentencias judiciales de abusos sexuales cometidos contra la infancia entre 2019 y 2020, la organización denuncia ya no solo la gravedad de esta lacra en edades tan tempranas, sino también el "calvario judicial" al que se enfrentan los menores cuando denuncian: son obligados a declarar hasta cuatro veces y algunos procesos se alargan hasta cinco años. 

El grado de las consecuencias en el niño o niño que ha sufrido abuso sexual viene muy determinado por el tipo de abuso, quién lo comete y la respuesta que su entorno da al mismo, señala la organización. 

Víctimas desde los 11 años

Entre un 10 y un 20% de la población española ha sufrido algún tipo de abuso sexual durante su infancia. El análisis de las sentencias a un total de 432 víctimas refleja una realidad problemática: casi la mitad de los abusos (44,7%) se producen entre los 13 y 15 años, aunque la media en la que comienzan a sufrirlos es todavía más temprana, a los 11 años. 

Además, las niñas y adolescentes son mucho más vulnerables a sufrir este tipo de violencia, representando el 78,9% de los casos de abuso sexual; una tendencia que se mantiene en todos los tramos de edad. 

Gráfico: edad de inicio de los abusos sexuales.
Gráfico: edad de inicio de los abusos sexuales.
Henar de Pedro

Abusados en el entorno familiar

Más de ocho de cada diez menores víctimas tuvieron que convivir con la amenaza a diario. Y es que alrededor del 84% de los abusadores son conocidos, resalta el análisis, subrayando que la mitad de los casos se dio en el entorno familiar. El perfil del abusador más frecuente, además, es el del padre de la víctima (25%), seguido de otro familiar no identificado (19,7%) y la pareja de la madre, "típicamente masculina" (18,8%). El abuelo (12,2%) y el tío (6,6%) son también dos perfiles muy comunes entre los casos analizados de abuso perpetrado en el entorno familiar. 

"El estudio desmonta el mito de que los abusos ocurren solo en ciertas familias"

Ya fuera de ese entorno familiar, destacan en un 9,7% los casos en los que los agresores son amistades y compañeros de la víctima, en un 8,6% conocidos de la familia y en un 6%, educadores.

Abusos sexuales: perfil del agresor.
Abusos sexuales: perfil del agresor.
Henar de Pedro

Cabe destacar que no hay un tipo de familias en el que el abuso sea más o menos probable. El estudio, destaca 'Save the Children', "desmonta el mito de que los abusos sexuales ocurren solo en ciertas familias y la percepción de que es fácil descubrir al agresor". 

Según las sentencias analizadas, aunque la mitad se producen en familias en las que los padres están en pareja (55%), "el abuso se da en todo tipo de familias y contextos, ya sea con progenitores divorciados, separados, con la tutela a cargo de un familiar, o varios, o de la Administración Pública". 

"Calvario judicial"

Uno de los puntos en los que ha incidido la ONG es el "calvario judicial" al que se ven sometidos los niños y niñas que denuncian un abuso sexual. En primer lugar, alertan de que solo el 15% de los casos de abuso en menores llega a denunciarse. 

Una vez denunciados los hechos -en un 33% lo hace la víctima, seguida de la madre (28%) y de ambos progenitores (13,7%)-, el proceso es largo, tortuoso y traumático para las víctimas, que se ven abocadas a recordar una y otra vez el suceso. 

Concretamente, los niños y niñas declaran de media cuatro veces lo que les ha ocurrido, y en un proceso que como media dura dos años; exponiéndose así a "revivir el abuso" y "perjudicar la credibilidad de su testimonio" por posibles contradicciones, destaca el análisis. 

"La mayoría de profesionales del ámbito jurídico todavía no tienen formación especializada en derechos de infancia"

Además, en casi ocho de cada diez casos no se grabó el testimonio de la víctima -la llamada prueba preconstituida- para evitar que los niños y niñas tengan que acudir en persona al juicio. 

“El sistema todavía adolece de graves carencias: la mayoría de profesionales del ámbito jurídico todavía no tienen formación especializada en derechos de infancia y en violencia contra los niños y las niñas, y queda mucho por avanzar en la creación de espacios amigables para que la infancia víctima de violencia pueda prestar su testimonio de forma respetuosa”, concluye Conde.

Todo esto, denuncia, pese a que en la ley de Protección Integral a la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia, se recoge que el Gobierno debe elaborar un Proyecto de Ley precisamente para conseguir esa especialización de la justicia. 

Por ello, Save the Children considera "urgente" establecer "estructuras judiciales y fiscales especializadas" en violencia contra la infancia que se encarguen de las causas penales por delitos cometidos contra menores. Asimismo, exigen la creación de una Fiscalía "diferenciada a la de menores", que sea específica de violencia contra la infancia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento