Este pueblo español cambiará de nombre a pesar de la consulta popular

Sant Carles de la Ràpita
Sant Carles de la Ràpita
Wikipedia / David Poblador i Garcia

Son muchos los nombres de calles, plazas o pueblos enteros que, con el paso de la historia, han cambiado de nombre por diferentes razones. Es el caso de Sant Carles de la Ràpita, una localidad de Tarragona donde se ha organizado un referéndum para decidir si se mantenía o cambiaba el nombre del lugar.

Concretamente, este referéndum tuvo lugar el pasado 12 de octubre, pero la participación fue muy escasa y no se alcanzó el mínimo requerido por el consistorio para que la consulta fuera vinculante, cuya opción ganadora debía tener un mínimo de 2.500 votos, el 20% del censo total. 

La decisión consistía en cambiar el nombre de 'Sant Carles de la Ràpita' por el nombre de 'La Ràpita', a secas, eliminando así la referencia a la monarquía. La segunda opción consiguió vencer, pero sin llegar al mínimo de 2.500 votos.

A pesar de ello, el alcalde de Sant Carles de la Ràpita, Josep Caparrós (ERC), ha anunciado que cambiarán el nombre del municipio igualmente, que pasará a denominarse La Ràpita (Tarragona).

¿Por qué se cambia el nombre del pueblo?

En un artículo publicado en la publicación digital "Aguaita.Cat", el alcalde asegura que la votación del pasado 12 de octubre siguió "las medidas y estándares de un proceso democrático como cualquier jornada electoral".

A su juicio, aquella votación tuvo "toda la legitimidad y un resultado claro: el nombre de la Ràpita ha ganado", ya que votaron a favor "siete de cada diez personas", un resultado "contundente".

Por ello, el alcalde ha anunciado que, tras un mes de reflexión, "ha llegado el momento de que el pleno analice los resultados y cada concejal y concejala decida su opción", aunque cabe destacar que ERC dispone de mayoría absoluta en el municipio por lo que se impondrá la decisión del alcalde.

ERC cuenta con diez concejales en la todavía Sant Carles de la Ràpita, mientras que JxCat cuenta con tres representantes, el PSC dos, y hay otros dos, uno de Més Ràpita y otra independiente.

Argumenta Caparrós que la consulta de octubre, "como consulta popular, nunca puede ser vinculante", pero asegura que los grupos municipales acordaron que "si se llegaba al 20 % de una de las dos opciones el resultado se implementaba 'directa y obligatoriamente'".

"Hay que respetar la decisión de la gente y el nombre legítimo elegido por los votantes es La Ràpita", concluye el alcalde en su artículo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento