Una vecina explica a 'El programa de Ana Rosa' la realidad sobre un edificio okupado: "Nos tienen como a salvajes"

Una de las vecinas ha atendido a 'El programa de Ana Rosa'.
Una de las vecinas ha atendido a 'El programa de Ana Rosa'.
MEDIASET

En la mañana de este martes, un equipo de El programa de Ana Rosa se ha desplazado al barrio de Vallecas, en Madrid, para dar a conocer la historia del conocido como 'Bloque azul'. Se trata de un edificio compuesto por un total de 27 viviendas, la mayor parte de ellas okupadas desde hace varios años.

Patricia Pardo ha introducido la noticia explicando a la audiencia del programa que en el edificio es habitual que haya peleas y tiroteos y, además, utilizan los garajes para traficar con drogas. Los vecinos de la zona han manifestado que han "escrito al Ayuntamiento de Madrid y dijeron que le iban a poner solución". "Aquí han venido ya varias veces los bomberos y dijeron que también le iban a poner solución. Nadie dice nada, nadie hace nada", ha comentado uno de los vecinos que, además, ha manifestado su deseo de marcharse del barrio.

Tras mostrar los destrozos y la suciedad del edificio, el equipo ha entrado en el garaje, que sí tiene dueño, aunque ha sido tomado por los okupas. En él se encuentran varios coches, también destrozados. Al intentar hablar con algunos de los okupas, estos se niegan a responder a las preguntas de los comunicadores.

Sin embargo, cuando Patricia Pardo se disponía a despedir a su compañera, una de las vecinas okupas ha bajado al portal y ha comenzado a gritar al equipo del matinal de Telecinco. "Queremos que nos ayuden y pagar. Nosotros queremos pagar. Somos gente humilde", ha espetado la mujer. "Aquí no se vende droga, es lo que dicen los vecinos porque nos quieren echar. Yo vivo con ocho personas, tengo dos nietos bebés y yo quiero pagar como todo el mundo, pero no nos lo quieren arreglar", ha manifestado la okupa.

Haciendo alusión al presunto disparo de bala, la vecina ha comentado: "Esto no es de una bala, es que una vecina que vive arriba, lo partió con la silla de ruedas. Lo que pasa es que cuando la gente vive de okupa es muy fácil decir que venden droga, se meten con la gente, hay botellones... para echarlos a la calle. Pero no, somos gente humilde y trabajadora. En la viña del señor, como en todos los sitios, hay de todo. Hay gente que vende fruta, gente que vivimos de cuatro pensiones que, por desgracia, no tenemos trabajo. Nos tienen como a salvajes. Pedimos un alquiler social y no nos lo quieren dar".

Respecto a las condiciones del edificio, la vecina ha explicado que todo ello se debe a los anteriores inquilinos. "No me importa vivir en estas condiciones. ¿Prefiero vivir en la calle con dos nietos que tengo? No, prefiero vivir en mi casa, que se friega, se pinta un poquito y vivimos. No quiero vivir debajo de un puente. No me niego a pagar un alquiler social, pero con el hecho de decir que somos gitanos y no queremos pagar".

Finalmente, la reportera ha dado por concluida la conexión en directo explicando que, ahora, se conocen las dos versiones de los hechos. Por su parte, Patricia Pardo ha agradecido a su compañera que haya aguantado "estoicamente" y se haya comportado de una manera tan profesional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento