Llega el invierno: cómo lograr que una casa sea y parezca más cálida

Las alfombras, las mantas, los muebles de madera y los cojines de texturas proporcionan calidez a cualquier estancia.
Las alfombras, las mantas, los muebles de madera y los cojines de texturas proporcionan calidez a cualquier estancia.
KAVE HOME.

En cualquier época del año pero sobre todo en invierno con más motivo apetece refugiarse en casa cuando el frío aprieta y disfrutar de puertas para adentro de todas las comodidades que nos ofrece nuestro hogar. Pero, ¿cómo conseguir crear en nuestra vivienda un ambiente cálido y acogedor? Son muchos los trucos de decoración que pueden ayudarnos en este cometido. La mayoría de ellos, además, al alcance de todos los bolsillos. Repasamos a continuación algunos de los más efectivos.

Cambio de luces

Optar por luces indirectas y/o regulables en intensidad pueden ser una solución perfecta para incrementar el confort y la calidez de una vivienda. Colocar, por ejemplo, interruptores con dimmers y prescindir de la bombillas de luz fría son dos buenas opciones. Recuerda que una correcta iluminación artificial puede ser clave a la hora de conseguir esa ansiada atmósfera acogedora.

Luz indirecta.
Luz indirecta.
ZARA HOME.

Más madera

Pocos materiales están a la altura de la madera a la hora de conseguir un efecto cálido en un hogar. Ya sea en muebles, suelo o paredes, las de pino, haya, roble o fresno son algunas de las más solicitadas. Si optamos además por un diseño con vetas, sin tratar o de acabado mate se puede conseguir un toque rústico muy especial. En la actualidad existen también materiales porcelánicos y tarimas para suelos con un diseño muy logrado que imitan a la perfección la calidez de las maderas naturales.

Los muebles y suelos de madera aportan calidez a cualquier estancia.
Los muebles y suelos de madera aportan calidez a cualquier estancia.
KAVE HOME

Abrigar las paredes

Los papeles pintados son una estupenda opción para dar una sensación de calor a las paredes. Los motivos florales (cuanto más grandes mejor), los dibujos geométricos o los papeles de estilo nórdico y escandinavo son estupendas opciones para ‘abrigar’ las estancias. Los tapices murales realizados en algodón o lana son también recursos al alza para conseguir este efecto. Por supuesto, cubrir una pared de cuadros o fotografías puede ayudar a darle ese toque hogareño que buscamos.

Pisando alfombra

Una buena alfombra siempre es garantía de calidez en una casa. Además de aumentar el aislamiento térmico y acústico, potencian la decoración, le dan personalidad propia a cada estancia y crean una sensación muy hogareña. Las de fibras naturales o lana son las favoritas. Utilizarlas para revestir una pared también es efectivo para potenciar el efecto acogedor de una habitación.

Alfombra con efecto pelo.
Alfombra con efecto pelo.
ZARA HOME

Apostar por los materiales naturales

Los objetos de cerámica y vidrio de diseño rústico, los complementos de artesanía como las cestas y los textiles de lino y fibras naturales son opciones perfectas para conseguir casi por arte de magia que un ambiente aumente su calidez.

Jarrones de vidrio de estilo rústico.
Jarrones de vidrio de estilo rústico.
ZARA HOME

A la luz de las velas

La versatilidad de sus diseños, formas, colores y tamaños las convierten en reinas indiscutibles del estilo cálido. Encendidas o apagadas, abusar de ellas en cuestiones de decoración hogareña es un plus.

Estancia decorada con velas.
Estancia decorada con velas.
ZARA HOME

Textiles acogedores

En cuestiones de decoración el cambio de los textiles de elementos como los cojines, las cortinas o las mantas es una de las maneras más rápidas de darle un nuevo aire a una estancia. Optar por materiales naturales como la lana, el pelo sintético o el terciopelo, tan en boga en los últimos años incluso para tapizar sofás, sillones y sillas nos acercará cada vez más al estilo cálido que deseamos.

Colores que abrazan

Obviamente en la tonalidad de los muebles, los textiles y los objetos que elijamos para una habitación está también la clave de esa calidez. Los colores tierra y marrones, el blanco roto, los beige, los mostaza, los naranjas, los topo, los rosas, los verdes y los rojos son buenos aliados. Los tonos oscuros como el negro, el azul oscuro, el verde botella y la gama de grises tampoco defraudan.

Cojines con texturas en tonos negros y beiges.
Cojines con texturas en tonos negros y beiges.
KAVE HOME

Al calor de la chimenea

Al igual que ocurre con las velas el magnetismo de una buena llama de chimenea sigue siendo uno de los elementos decorativos que más calor puede dar a una estancia, en todos los sentidos. Como alternativa a la chimenea también se puede optar por la instalación de una estufa de leña, de gas o de pellets, las biochimeneas o los radiadores de aspecto antiguo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento