Casi la mitad de los 126 muertos en carretera son jóvenes o ancianos

En la noche del domingo, dos chicos, de 19 y 17 años, fallecieron en Cosuenda. Este año hay más accidentes, pero menos víctimas
El domingo a medianoche dos jóvenes, de 19 y 17 años, perdieron la vida al salirse de la calzada el vehículo en el que viajaban. Son los dos últimos muertos en carreteras aragonesas. En lo que va de año han sido escenario de 2.200 accidentes, que se han saldado con 126 muertos y más de 2.240 heridos. La mitad de las víctimas son jóvenes menores de 30 años o personas mayores de 65.

Los chicos, de 19 (el conductor) y 17 años, que fallecieron el domingo intentaban esquivar un camión averiado estacionado en el arcén de la A-220, en el término de Cosuenda (Zaragoza), que ocupaba una parte del carril derecho. El turismo de los jóvenes chocó con la valla y se precipitó por un desnivel. El conductor, Mario S. L., y J. M. G., el menor que ocupaba el asiento delantero, ambos de Cosuenda, murieron.

El número de accidentes ha aumentado con respecto al año pasado (458 siniestros más), pero se han registrado cuatro víctimas mortales y seis heridos menos. En Zaragoza han fallecido 48 personas, frente a las 59 de 2004, y en Huesca ha habido 37 víctimas, cuatro menos que el pasado año. En Teruel, sin embargo, han muerto 25 personas, nueve más que en el ejercicio anterior.

El 99% de los accidentes se han producido por distracciones y errores humanos, y las carreteras con más siniestros han sido la N-240, la

N-330 y la N-II. Por otro lado, los dos radares instalados en la A-2 sancionaron a 17 conductores por día durante la operación salida de julio y hasta final de año se instalarán ocho más en varias carreteras.

El dispositivo de fiestas dio positivo

Durante los meses de junio, julio y agosto, en las carreteras aragonesas, se registraron 26 accidentes más que durante el pasado verano. Sin embargo, la gravedad de los mismos fue menor y hubo 41 víctimas mortales, frente a las 54 del 2004. Durante las fiestas patronales estivales celebradas en diferentes pueblos, la Delegación del Gobierno en Aragón y la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias han llevado a cabo una campaña divulgativa sobre seguridad vial con el lema Que no se pare la fiesta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento