Las 20 perversiones más soñadas (V): pervertir los sentidos, los fetichismos

  • Hay personas que no pueden sentir deseos sexuales sino es en presencia de determinadas circunstancias.
  • Las 20 perversiones más soñadas: significado, sadomasoquismo, automutilación y objetos.
  • El lunes: 20 juguetes para avivar la pasión.
Casi todos tenemos unas preferencias que limitan nuestro campo de elección sexual.
Casi todos tenemos unas preferencias que limitan nuestro campo de elección sexual.
20MINUTOS.ES

Casi todos tenemos unas preferencias que limitan nuestro campo de elección sexual, esto no sólo está bien sino que se corresponde con la herencia genética que nos hace elegir lo más parecido a nosotros mismos. Pero hay personas que no pueden sentir deseo sexual y orgasmos sino es en presencia de determinadas circunstancias.

17.Acustofilia. La excitación se produce a través de sonidos, que pueden ser musicales, poemas, otras lenguas, palabras soeces, insultos, palabras afectuosas, órdenes sexuales, gritos, jadeos, quejidos, suspiros o una respiración profunda y agitada al igual que algunos otros sonidos (ruidos de cama, etc.) producidos por la relación sexual. Hay personas que normalmente no verbalizan sus emociones y necesitan que el otro lo haga durante la relación sexual. La mayoría de las veces los sonidos no tienen que ser especialmente intensos, y no sólo excitan a la persona que los recibe sino también es una forma de indicar que las cosas que el otro hace, nos gustan. El sexo en grupo es muy excitante para los acustofílicos a causa de la cantidad de sonidos que suelen producirse.

Hay un tipo de música que está asociada a lo sexual. La salsa, los boleros o las baladas roqueras son muy buenos para comenzar. El bolero de Ravel se ha considerado tradicionalmente como una buena ayuda para la cópula. Hay personas que prefieren música clásica y otros baladas roqueras, sonidos de lluvia o de tormenta, olas del mar o ruido de árboles, músicas religiosas cada uno tiene sus propios fetiches.

18.Anaclitismo. Excitarse por medio de actividades y objetos de la infancia, como, mamar, tomar el biberón, cambio de pañales, enemas, disfrutar de las heces o de la orina, llevar pañales u orinarse en ellos, azotes, ser bañado, tener berrinches, ponerse ropa de niño, dormir en una cuna, estar en un corralito, recibir golpes por tocarse los genitales o jugar con muñecas. Los griegos ritualizaron esta tendencia porque creían que una persona enferma debía someterse a un proceso de renacimiento para recuperarse.

Para ello buscaban una nodriza, pasaban al enfermo desnudo por entre sus piernas, le lavaban como a un recién nacido, le vestían con ropa de niño y le ponían al pecho, debía mamar de verdad durante cuarenta días. Algunas parejas prefieren introducir en su relación objetos de este tipo que hacen el juego más excitante como dodotis, baberos, patucos, animales de peluche etc.. En general, el valor estimulante de estos objetos se gesta y desarrolla en la primera infancia y su contenido es especialmente táctil, por eso estas personas suelen necesitar el contacto físico con sus fetiches.

19.Axilismo. El uso de las axilas para simular un coito. Esto es muy común en el norte de Europa donde las mujeres se dejan el vello de las axilas sin depilar. Esta zona es muy sensible al jugueteo de una lengua o al calor y volumen de un pene. También es sabido que las axilas son una de las zonas, junto con la boca, las palmas de las manos, las de los pies y las ingles donde residen las glándulas responsables de emitir el olor sexual. El vello no afeitado retiene mejor el olor y favorece la excitación sexual. Para los hombres este hueco estrecho próximo al pecho y sin riesgo de embarazo o de enfermedades es buen sustituto de la vagina o el ano.

20. Amaurofilia. Se aplica a las personas que necesitan tener relaciones sexuales sin que les vean, en la oscuridad o con su pareja con los ojos vendados, esto no se aplica a los ciegos. La causa de este problema pueden ser profundos sentimientos de vergüenza o de culpa, por considerar el sexo como algo sucio o pecaminoso o por un sentimiento de inferioridad hacia el propio cuerpo a al desempeño. Otros amaurofílicos pueden haber sido condicionados en la infancia para responder sexualmente sólo cuando su pareja está dormida o con los ojos cerrados, quizás porque se iniciaron en el sexo con hermanos o parientes mientras dormían o permanecían con los ojos cerrados, a veces, este problema puede interferir seriamente en las relaciones sexuales de estas personas.

Los casos extremos de este problema serían los pseudonecrofílicos que no pueden excitarse si sus compañeros no permanecen con los ojos cerrados y completamente quietos. No obstante una ventaja de la oscuridad o de tener relaciones con los ojos cerrados es que permite la exaltación de los otros sentidos como el oído y sobre todo el tacto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento