Las 20 perversiones más potentes (IV): descubre los objetos de deseo

Los objetos de deseo varian de unas personas a otras.
Los objetos de deseo varian de unas personas a otras.
20MINUTOS.ES

Los humanos somos capaces de humanizar todo lo que tenemos a nuestro alrededor, por ello podemos sentir hacia objetos o animales, cariño protector, compasión, piedad y deseo sexual. También consideramos dentro de este apartado los amores o enamoramientos con objetos con forma humana o no como robots, maniquíes, muñecas hinchables. Mientras estos amores no provoquen daño la sexología los incluye en el apartado de conductas poco usuales. Por último también incluyo aquí los amores entre personas de diferentes edades, tienen su nombre, pero afortunadamente cada vez se le da menos importancia.

13.Zoofilia. Se conoce con este nombre a las relaciones sexuales entre un ser humano y un animal. Krafft-Ebing acuñó este término, que vino a sustituir al anterior "bestialismo" que ya encontramos en la Biblia (Levítico 18.23) que dice: "No te unirás con bestia haciéndote impuro con ella. La mujer no se pondrá ante una bestia para unirse a ella; es una infamia".

Como la mayoría de los mandamientos, tanto de Antiguo Testamento como del Talmud, lo que realmente prohíben es cualquier práctica relacionada con las religiones de los vecinos, esto nos da la pista que muchos, sino todos, los pueblos mediterráneos incluían en sus ritos religiosos las relaciones sexuales con animales, tanto masculinas como femeninas. Lo hacían posiblemente para favorecer la fertilidad de los animales domésticos de la que dependía la supervivencia de la mayoría de estos pueblos, que también copulaban en la tierra sembrada o con ella para que la cosecha fuera abundante.

Este tipo de prácticas se encuentra en muchos de los mitos griegos, en los que se describen prácticas con animales domésticos como toros, vacas, ovejas, carneros, caballos y yeguas, y relaciones sagradas con animales totémicos como águilas, ocas, cisnes o serpientes. En los famosos estudios de Kinsey (1948 y 1953) con 8.000 hombres y 12.000 mujeres, un 3,6% de mujeres y un 8% de hombres reconocían haber tenido contactos sexuales con animales, de estos sólo el 17% pertenecía al ámbito rural.

Casi todos los estudiosos de la conducta sexual humana parecen estar de acuerdo en que la soledad, la ausencia de un/una compañera/o, la torpeza en las relaciones sociales o el aislamiento suelen ser las causas de que se produzcan relaciones sexuales entre personas y animales. La mayoría de las personas que tienen este tipo de conductas no quieren cambiar sus costumbres, lo único que desean es no ser descubiertas y confiesan que sus animales son más cariñosos, fieles y leales que las personas. Lo que si es cierto es que entre el animal doméstico y su dueño se desarrolla un tipo de relación emocional muy especial que lleva a veces al deseo sexual.

Los humanos somos capaces de humanizar todo lo que tenemos a nuestro alrededor, ya sean animales, plantas o cosas, y a sentir por estos objetos humanizados lo mismo que hacía los humanos. Esto da lugar a relaciones no solamente por desahogo sino por autentico y genuino enamoramiento, con su secuela de exclusividad sexual, celos y duelo por la pérdida, lo curioso es que la mayoría de los animales suelen responder del mismo modo y sentirse unidos afectiva y sexualmente a sus dueños también.

14.Androidismo. Es una palabra que se refiere a las relaciones sexuales entre seres humanos y máquinas humanizadas. Las películas como Barbarella, Flash Gordon, Blade Runner etc., han especulado o insinuado una actividad sexual entre humanos y máquinas androides. En el juego sexual se practica un pseudoandroidismo que consiste en que uno de los miembros de la pareja se disfraza e imita la rigidez y los movimientos de los robots. Tienen mucho éxito las revistas de fantasía que muestran androides femeninos o masculinos en posiciones seductoras o comportándose como esclavos/as sexuales.

En la serie Star Trek: la Próxima Generación el personaje que más cartas de admiradoras recibía era Data, el androide. En la película Tamaño Natural el protagonista se sentía profundamente enamorado de una muñeca de tamaño real hasta el punto de sentir celos de ella. Muchas personas usan muñecos hinchables para satisfacerse como una forma mas sofisticada de masturbación y pueden llegar hasta ponerles nombre y conversar con ellos.

15.Gerontofilia. Se conoce con este nombre a la atracción sexual que algunas personas sienten por las personas de mucho más edad. Incluso hay violadores que sólo practican su infame conducta con mujeres ancianas. La gerontofilia es común tanto es hetero como en homosexuales. En la Antigüedad estuvo terminantemente prohibido porque se consideraba como una aberración buscar relaciones sexuales no reproductivas.

Los hombres mayores podían tener relaciones hasta su muerte mientras eyacularan, (cuando esto no sucedía, perdían sus privilegios y en algunos casos, como en Grecia, la vida), las mujeres eran consideradas tabú (prohibidas) después de la menopausia . En la actualidad estos tabúes se han relajado porque la reproducción ya no es el motivo principal de las relaciones sexuales, muchos hombre y mujeres jóvenes o muy jóvenes se sienten atraídos por mujeres mayores quizás por su experiencia o por su posición social.

16.Ninfofilia. No confundir con paidofilia, que es un delito, y que consiste en sentirse atraído por niños que aún no tienen caracteres sexuales secundarios. La ninfofilia es la atracción que algunos hombres sienten por mujeres muy jóvenes, cuando son las mujeres las que se sienten atraídas por hombres adolescentes se llama efebofilia. Aunque en la actualidad se tiende a considerar niños a los adolescentes en la antigüedad esta distinción no existía cuando un niño eyaculaba o una niña tenía su primera regla dejaban de ser niños y se convertían en adultos. La edad del consentimiento para el matrimonio en España es de 14 años, por lo tanto los legisladores de la época franquista entendían que si una mujer o un hombre tenían capacidad de dar su consentimiento al matrimonio también podían mantener relaciones sexuales dentro de este.

Se ha descubierto que la mayoría de las personas que prefieren jóvenes lo hacen porque se sienten más seguros dada la inexperiencia de estos. Tienen miedo a competir y no quieren ser comparados. Muchas mujeres encuentran la aventura que no vivieron en su juventud saliendo con adolescentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento