Los vecinos podrán edificar pisos en las Casillas Bajas

Las parcelas serán plurifamiliares y podrán tener dos alturas. Urbanismo dará hoy también luz verde a la venta de subsuelo para aparcamientos.
El Zaidín afronta una de las mayores reformas de su historia. A la rehabilitación de Santa Adela se suman los cambios proyectados en las Casillas Bajas, donde subirán  los metros edificables.

La Gerencia de Urbanismo aprobará hoy la modificación del PGOU para acometer varias actuaciones, que cuentan ya con el visto bueno del pleno. Básicamente, se trata de cambiar la calificación de los solares de las viviendas unifamiliares a plurifamiliares en esta zona del barrio; es decir, los dueños del inmueble podrán dividirlo, si así lo quieren, para hacer dos pisos para inquilinos diferentes donde antes había una sola casa.

De igual forma se legalizan las reformas irregulares que muchos vecinos hicieron en sus viviendas, como la construcción de la segunda planta que no estaba contemplada por la normativa urbanística. Pero no habrá más equipamientos públicos y es aquí donde el equipo de gobierno (PP) topa con la oposición.

PSOE e IU reiteran su rechazo a estos cambios porque no contempla nuevos equipamientos públicos ni más zonas verdes pese a que, previsiblemente, aumentará la población. «Si se hacen más viviendas tienen que hacer lo mismo con los espacios públicos», dijo el concejal socialista Francisco Ruiz Dávila. Por su parte, la edil de IU Lola Ruiz afirmó que «estos equipamientos son obligatorios.

‘Parking’ en Santa Adela

Además, Urbanismo aprobará la venta a un particular del subsuelo de un equipamiento público en Santa Adela para un aparcamiento subterráneo. PSOE e IU denuncian la «enajenación de bienes públicos», que, en este caso, deberá autorizar la Junta.

Parcela pública para el Monaita

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento critican la venta (que aprobará hoy la Gerencia de Urbanismo) de un equipamiento municipal en el Cortijo del Conde «al colegio privado Monaita». PSOE e IU lo denuncian porque se trata «de una parcela pública» y, sobre todo, porque se hace «sin convocar un concurso». Además, Urbanismo da un plazo de 48 horas a la Fundación Albaicín (que tiene el mismo gerente, Manuel Lorente) para que retire de la vía pública un vertedero de acopios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento