La ONCE creará 25.000 empleos para personas con discapacidad en 10 años

Inserta Empleo de la Fundación ONCE
Una imagen de una formación de programa de empleo de la Fundación ONCE.
ONCE

Crear 25.000 empleos para personas con discapacidad en los próximos 10 años. Es a lo que se ha comprometido el Grupo Social ONCE con el Gobierno. En concreto, el compromiso es de 25.000 empleos, realizar 100.000 formaciones para impulsar su acceso a un puesto de trabajo y aumentar la dotación de la Fundación ONCE para mejorar aún más su labor social.

El nuevo acuerdo, para el periodo 2022-2031, es continuación de los anteriores y reconoce a la ONCE como una Corporación de Derecho Público de carácter social y, al mismo tiempo, un operador de loterías responsables sociales y seguras de ámbito estatal, siendo esta segunda actividad instrumental de la primera para garantizar el cumplimiento de las funciones sociales que la Administración tiene encomendadas a la ONCE.

El grupo intensificará los recursos destinados a servicios sociales para personas ciegas o con deficiencia visual grave afiliadas a la Organización, de manera que el 16% de los beneficios se destinen a programas especiales en los ámbitos de inclusión escolar, rehabilitación y apoyo psicosocial, autonomía, o cuidado personal, entre otros, con especial atención a la innovación en tecnologías.

La ONCE se compromete además a desarrollar en los próximos 10 años un nuevo Plan de Empleo y Formación para personas con discapacidad que creará 25.000 nuevos puestos de trabajo y plazas ocupacionales (un 67% más que el acuerdo anterior), y 5.000 de ellos en las áreas de ciencia, sostenibilidad y tecnología. Y se desarrollarán acciones formativas para 100.000 personas con discapacidad (3,3 veces el objetivo actual), junto con 3.000 becas para estos jóvenes.

La ONCE tendrá que aportar un 3% de las ventas íntegras de sus loterías a la Fundación ONCE para la solidaridad con otras personas con discapacidad

También el Grupo Social ONCE adquiere los compromisos de apoyo al deporte paralímpico, como elemento importante para conseguir la normalización de la vida de las personas con discapacidad, y de cooperación en la educación y el empleo de las personas ciegas latinoamericanas, así como impulso a la acción de la Unión Europea en estas temáticas.

La ONCE mantiene su obligación de aportar un 3% de las ventas íntegras de productos de lotería para la solidaridad con otras personas con discapacidad, cifra que podrá aumentarse hasta en un 2% adicional en función de la evolución de las ventas totales, con la salvaguarda que, del importe global, al menos un 60% se destinará a programas de empleo y formación.

Se establece asimismo la atención a un mayor número de personas con discapacidad psicosocial, así como favorecer en competencias laborales y búsqueda de empleo a 1.300 mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género.

Una lotería de ámbito estatal

Y todo ello como contraprestación porque el marco normativo definido en la Ley de regulación del juego de 2011, siga manteniendo a la ONCE, junto a la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, como uno de los operadores a los que quedan reservadas en exclusiva las loterías de ámbito estatal.

También establece el compromiso de la Organización de continuar desarrollando la “importante labor social” que le caracteriza y mantenerse como “líder mundial en la creación de empleo y la formación para personas con discapacidad, como agente social de cohesión y vertebración de los movimientos sociales, y como elemento diferenciador que refuerza el modelo español de protección social de la discapacidad, tanto ante la Unión Europea como ante otras instancias internacionales”, explica el propio acuerdo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento